Zona sísmica: Para Astudillo los 43 normalistas están vivos

Zona sísmica: Para Astudillo los 43 normalistas están vivos

Murguía celebra continuidad del CIDH

Historia increíble: Zerón cayó para arriba

Por: Marco Polo Aguilar

En una más de las historias increíbles de la política mexicana se convirtió el caso de Tomás Zerón de Lucio, hombre cercano al presidente Enrique Peña Nieto, quien luego de renunciar como director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República (PGR) por estar señalado de manipular las investigaciones de las desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa ocurrida en Iguala, fue premiado por el propio Ejecutivo Federal como secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional (CSN).

Decisiones como la anterior, sólo suelen suceder en gobiernos de ocurrencias, o bien, sólo cruzan por la cabeza de alguien que quiere mofarse de sus gobernados.

Si bien nos hicieron saber que Zerón de Lució cayó ante la presión de los padres de los normalistas desaparecidos y organizaciones ciudadanas, su dimisión a la AIC sólo fue para darle un premio o bien para borrar, por amnesia o conveniencia, a los autores intelectuales de tan vergonzoso atentado que ha estigmatizado a la ciudad de Iguala.

Como se recordará, el 24 de abril de este año, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), quien coadyuvó y recomendó a la PGR abrir nuevas investigaciones de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, puso en tela de juicio la presencia del director policiaco en los alrededores del Río San Juan, en Cocula, un día antes de que se hallaran en el afluente dos bolsas negras de plástico que contenían restos óseos y que ayudaron al entonces procurador, Jesús Murillo Karam, a construir su “verdad histórica”.

La presencia de Tomás Zerón de Lucio, provocó, de inmediato, dudas sobre su actuación en las investigaciones, ya que el GIEI presentó videos en donde captan al policía investigador manipulando las bolsas negras, que posteriormente resultó, según pruebas de ADN, contener un hueso de Alexander Mora Venancio, uno de los estudiantes desaparecidos.

Senadores y diputados del PRD, Morena y del Verde Ecologista, consideraron una burla el paso de Tomás Zerón de Lucio de la PGR al CSN y exigieron al presidente Peña Nieto su destitución inmediata, a fin de que se le finquen responsabilidades por su actuación en el caso Ayotzinapa.

El mexiquense Alejandro Encinas afirmó que esta decisión es una cadena de errores de Peña Nieto y que no hace más que seguir mostrando gran falta de rumbo y una enorme sensibilidad al no entender lo que pasa en el país.

“Sólo así se entiende lo que parece una broma de mal gusto al elevar de cargo a quien enfrenta acusaciones de sembrar pruebas y torturar presuntos responsables para construir la llamada “verdad histórica”, detalló el senador.

La vocera del PRD en San Lázaro e integrante de la Comisión Especial para dar seguimiento al caso Iguala, Cristina Gaytán, aseguró que no puede haber ni perdón ni olvido para Zerón de Lucio, quien ha sido señalado de manipular la investigación de los normalistas de Ayotzinapa y de quien, en varias ocasiones, se ha pedido su renuncia a este y otros cargos.

La diputada Araceli Damián González, de Morena, reveló que el gobierno federal continúa el encubrimiento a quienes obstaculizan las investigaciones sobre los normalistas desaparecidos y alteraron las pruebas.

Arturo Álvarez Angli, diputado del Partido Verde Ecologista, al momento de saber la dimisión del director policiaco al AIC, señaló que espera que la renuncia de Tomás Zerón sirva y ayude para aclarar los señalamientos que se hacen del caso, “sería muy lamentable que simplemente se alejara de la PGR y dejara más preguntas que respuestas”.

Por su parte, Alejandra Barrales, presidenta nacional del PRD, afirmó que el nombramiento de Zerón de Lucio como secretario técnico del CSN es la confirmación de la política errónea y fallida del Gobierno de Peña Nieto, que demuestra así la falta de sensibilidad a los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y a la demanda de la población de mayor seguridad, al dar una salida fácil al funcionario.

El caso de Zerón de Lució nos hace recordar aquel famosos episodio de la vidente Francisca Zetina, mejor conocida como “La Paca”, quien llevó, por medio de brujería o presentimientos a que la justicia encontrara los restos del diputado Manuel Muñoz Rocha, a quien se le implicaba en el crimen del exgobernador de Guerrero, José Francisco Ruiz Massieu.

En aquella ocasión el montaje de utilizar huesos de humano sembrados en la finca El Encanto, propiedad de Raúl Salinas de Gortari, tuvo un alto costo, La Paca y el mismo hermano mayor del expresidente Carlos Salinas de Gortari, junto con sus cómplices, pasaron un largo tiempo bajo la sombra en diferentes cárceles del país.

Mientras, a días de cumplir dos años de la desaparición de los 43 normalistas el próximo 26 de septiembre, el gobernador del estado de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, no quiere opinar si los estudiantes fueron incinerados y señala que “yo lo único que puedo decir sobre este caso es que prefiero no opinar respecto a si fueron o no calcinados, sigo pensando que están desaparecidos, y lo digo como gobernador y como padre de familia”.

Guadalupe Murguía, vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y quien durante un año fungió como presidenta de la Comisión Especial para darle seguimiento al caso de los normalistas, celebró que funcionarios de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos darán continuidad a las recomendaciones del GIEI y medidas cautelares dictadas por el caso Ayotzinapa.

Una historia más de huesos sembrados para creer menos en la justicia mexicana o para tratar de encubrir a Tomás Zerón de Lució, ya que su actuación podría ser clave en determinar el paradero de los 43 normalistas o bien que explique el montaje ¿Tú qué opinas amable lector?

 

Movimientos telúricos

Casi al cumplir dos años de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa en la ciudad de Iguala, el 26 de septiembre próximo, aún quedan en el aire varias incógnitas por resolver… la principal, es porque los estudiantes fueron a Iguala a secuestrar autobuses o quién los envió, ya que se sabe había un acuerdo no escrito entre gobierno y esa Normal de que los camiones que requirieran para trasportarse a mítines los podían tomar de la terminal de autobuses de Chilpancingo… porqué las investigaciones sólo se concentran a los municipios de Iguala y Cocula, si se sabe esas dos ciudades eran una de tantas que utilizaban los narcotraficantes para transportar la droga… no se ha dicho que el día que jugaron los equipos de futbol de los Avispones contra otro equipo local de Iguala, el estadio estaba lleno de apuestas que favorecían al equipo local al que los Avispones les ganaron 3-1…son muchas las incógnitas por resolver y se tienen que tomar con más seriedad las invetigaciones…

marcop1955@hotmail.com

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0