Violencia hacia infantes, normalizada: Redim

Violencia hacia infantes, normalizada: Redim

Durante los últimos años en México hemos observado casos relevantes hacia niños y niñas, casos de violencia que incluso han terminado en homicidio

Por: Gustavo Campos
Fotos: Almicar Guerra y Especial

La violencia doméstica es la más común hacia los niños, señaló el presidente de la Red por los Derechos de la Infancia en México,  Juan Martín Pérez García, pues es la que se da en todas las casas y se considera como aquella que consiste en pegarle a los niños como una forma de educarlos, es decir acostumbrarlos a los golpes e insultos como parte de sus vidas.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Discriminación, realizada en 2011, al menos el 60 por ciento de las familias reconoce que se les pega a los niños en sus casas, y en el 56 por ciento reconoce que se les pega mucho a los niños.

Para Pérez García se hace un esfuerzo desde hace años para tipificar la violencia hacia los menores de edad, pero también para prohibir el castigo corporal y que las familias empiecen a tener una mejor y sana convivencia, es decir desarrollar una parentalidad positiva.

Ya que al parecer cuatro de cada 10 niños en México no recibe golpes pero no significa que no reciba algún otro tipo de violencia emocional, por ello para la Redim uno de los principales desafíos es erradicar la idea de los golpes como forma de educación.

Sin embargo, eso es solamente en el ámbito familiar, pero el panorama de violencia hacia los menores de edad se ha extendido en la esfera pública en los últimos años. Tan solo la tasa de homicidios en el país refleja que adolescentes tiene más probabilidades de ser asesinados que un adulto, especialmente en estados con altos índices de violencia como Tamaulipas o Sinaloa.

La violencia sexual y la trata de personas, es desafortunadamente uno de los flagelos que más a ataca a las niñas y adolescentes en México. “Cada vez vemos más noticias de niñas y niños que son víctimas de abuso en las escuelas, en la iglesia, en su propia familia y, lamentablemente, no tenemos muy buenas noticias en cuestiones de acceso a la justicia porque sigue siendo incluso difícil lograr que los responsables sean condenados por estos hechos”, señala Juan Martín Pérez García.

Puedes consultar el artículo completo en la edición impresa de la Revista Énfasis del mes de abril.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0