Turismo se consolida como motor de la economía

Urgente retomar destinos que nunca cuajaron

OTRA VEZ es motivo de presunción la información pública y actualizada de que el turismo es motor del desarrollo económico.

El secretario de Turismo federal, Enrique de la Madrid Cordero, dio a conocer los pormenores de un informe muy completo sobre los indicadores turísticos en los primeros tres años de esta administración. 

En 2015, México registró cifras récord, como los 32.1 millones de turistas internacionales, 9.5% más que los 29.3 millones de 2014, lo que nos ubican como la nación en el primer lugar en Latinoamérica, mientras que en la escala global nos mantenemos en el Top Ten del Turismo Mundial de la OMT.

En ese periodo también destaca el crecimiento de 34.2% en los turistas internacionales que llegaron por vía aérea, que pasaron de 11.4 millones en 2012 a 15.2 millones en 2015.

El arribo de vuelos internacionales entre 2012 y 2015 creció más de 23%, llegando a 164 mil vuelos en 2015. 

Muchos ejemplos importantes de que actividad turística va por buen camino son los eventos deportivos, culturales y de espectáculos que se revitalizan y otros que cobran relieve, como la representación cultural y artística del Cirque du Soleil, que presentará en varios países un espectáculo inspirado en México; el regreso de la F1 a México, el inicio del primer vuelo regular del Airbus A380 a un aeropuerto de Latinoamérica o el acuerdo con la NFL para que dispute en nuestro país partidos de temporada regular (3 juegos en total), lo que significa el regreso de la liga a México después de 10 años. 

Queda claro que Estados Unidos y Canadá son los mercados donde no deben faltar campañas promocionales, sobre todo ahora que Donald Trump se ha convertido en un factor de riesgo para la relación con México, no sólo si es candidato oficial del Partido Republicano, sino porque puede llegar a ganar las elecciones de noviembre próximo.

En el informe de De la Madrid se evidenció que en materia de generación de divisas internacionales hubo un crecimiento de 37% en el periodo 2012-2015, y que sólo el año pasado ingresaron 17 mil 457 millones de dólares, un nuevo máximo histórico. La balanza turística tuvo en 2015 su mayor superávit histórico, que ascendió a 7 mil 356.7 millones de dólares, 11.4% más que en 2014 y 71.4% superior al de 2012.

Como se observa, en turismo todas las cifras son de 2 dígitos.

SIN EMBARGO, hay muchos pendientes en materia turística. Es necesario que se retomen destinos a los que se les debe inyectar dinero, pero también imaginación.

Hay lugares como Tecolutla, Veracruz, que requieren dinero y limpieza en playas; hay sitios como Huatulco, Oaxaca, que nunca terminaron de cuajar, porque ni siquiera hay una autopista que conecte a la capital del estado con aquel paradisíaco lugar. Lo mismo ocurre entre Puerto Vallarta y Guadalajara, la capital jalisciense que durante décadas, ha carecido de una gran carretera que facilite la llegada a ese sitio vacacional.

A Ixtapa-Zihuatanejo le faltan vías de acceso por tierra y mucha infraestructura, aunque el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, subraye que no hay un sólo cuarto de hotel para ocupar en las épocas de asueto, como la de semanas Santa y de Pascua.

También hacen falta aeropuertos de talla internacional, y ni qué hablar de rutas férreas, pues ya se canceló el proyecto ambicioso de conectar a la Ruta Maya, en todos los estados del Sureste mexicano, con el sueño guajiro de extenderse hasta Guatemala y todo Centroamérica.

El dato: Tesoros de México es un distintivo que otorga la Secretaría de Turismo federal desde 2008. Tiene presencia en 13 entidades del país y los establecimientos reconocidos, hoteles y restaurantes principalmente, están distribuidos en más de 40 ciudades, de las cuales 15 son Pueblos Mágicos y 8 han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0