Tras linchamiento, cesan a mandos policíacos

Tras linchamiento, cesan a mandos policíacos

Tlaxcoapan se deberá unir al mando coordinado con la agencia de seguridad estatal

El municipio solo cuenta con 12 elementos

Por: Gabriela Reyes

Tras los hechos violentos ocurridos este sábado en Tlaxcoapan, Hidalgo donde una multitud enardecida linchó y causó la muerte de un hombre y lesionó severamente a una mujer, a quienes en medio de la turba, la gente acusó de ser cómplices o presuntos delincuentes secuestradores de infantes y posibles culpables de la muerte de una joven, el alcalde de esa localidad, Miguel Ángel López Hernández, aceptó que la policía local se vio rebasada debido al disminuido número de elementos de seguridad pública y a la paulatina y tardía reacción de apoyo de otras corporaciones policiacas del estado y la región.

En tanto, dijo, Tlaxcoapan, ante estos acontecimientos, se deberá unir al mando coordinado con la agencia de seguridad estatal, de manera que la Secretaría de Seguridad en la entidad, en breve designará al nuevo directivo de la policía municipal.

Toda vez que el munícipe informó que dio de baja al director de la policía municipal; al subdirector, quien fue golpeado; y a dos jefes de grupo más, a fin de que continúen las investigaciones en torno a este suceso, y para no entorpecerlas; ya que un “comandante” fue señalado por la mujer, quien está en calidad de detenida, en una declaración que hizo en el momento en que era golpeada y agredida por la multitud aproximada a mil personas.

Sostuvieron que esta administración no va a encubrir a algún mando si es que resultaran responsables de haber incurrido en actos ilícitos.

Miguel Ángel López sostuvo que elementos de la policía estatal permanecen en alerta a las afueras del municipio, ya que Tlaxcoapan únicamente se queda hoy con doce policías de un grupo de 32 en total, incluidos jefes de grupo, toda vez que algunos otros efectivos han venido presentando sus renuncias voluntarias tras los hechos por temor a su integridad física.

En tanto, integran la denuncia por daño a patrimonio municipal, contra quien resulte responsable, pues en la trifulca fueron destrozadas las oficinas de Seguridad Pública y Protección Civil, de las cuales fueron sustraídos tres armas cortas y 120 cartuchos útiles, además de equipos y radios de comunicación.

El presidente municipal argumentó que lo que detonó la psicosis entre los pobladores fue un mensaje que circuló por redes sociales en días anteriores, de un supuesto grupo criminal, amenazando de asolar a la población con crímenes; aunado a que en una escuela primaria fueron pegados avisos de alerta por la supuesta presencia de sospechosos de ser secuestradores de infantes. Además, influyó que la semana pasada, una joven del municipio vecino de Atitalaquia, desapareció y fue hallada sin vida.

El sábado la policía de Tlaxcoapan recibió el llamado para detener a un grupo de personas que consumían droga, y que únicamente detuvieron a uno de ellos, a quien llevaron a la comandancia y posteriormente trasladado a la ciudad de Tula, pero enseguida varios vecinos acudieron a las oficinas ante un rumor propagado de que intentaron secuestrar a un menor de edad.

En la conferencia de prensa estuvieron presentes miembros de la asamblea municipal, entre ellos un regidor que aseguró que el mayor número de gente que se congregó en Tlaxcoapan, es población de Atitalaquia, municipio donde incluso esa misma tarde se perifoneó para que la gente acudiera a la otra demarcación pues se divulgó que habían detenido a los presuntos implicados del secuestro y muerte de la joven que era oriunda de Atitalaquia, y cuyo cuerpo fue hallado en una canaleta entre milpas de la región.

Las autoridades municipales aseguraron que hasta el momento no hay alguna persona detenida por estos hechos violentos, donde la población tomó una falsa justicia por su propia mano al sustraer de la comandancia a una mujer y a un hombre, quienes habían acudido a preguntar por el detenido y su traslado, lo cual motivó a la muchedumbre a tomar justicia por propia mano al pensar que eran cómplices.

Ambos fueron víctimas de agresiones y golpes que finalmente causaron la muerte del hoy occiso que se dijo es oriundo del municipio de Tezontepec de Aldama; mientras que la mujer fue hospitalizada y está en calidad de detenida.

El domingo hubo marchas en Tlaxcoapan, la población solicitó seguridad, y este lunes acudieron de nueva cuenta con el alcalde para que les garantice seguridad.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0