Tendremos 15 días muy difíciles: Enrique Solana

Tendremos 15 días muy difíciles: Enrique Solana

Descarta menos impuestos, recortes al gasto y un dólar a 18 pesos

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), Enrique Solana Sentíes, aseguró que si en los próximos 15 días el precio del dólar se mantiene volátil con niveles cercanos a los 18 pesos, los comerciantes del país tendrán que repercutir alzas en los precios de muchos productos, sobre todo importados.

Expuso que el año se está complicando más de lo previsto, aunque descartó recortes al gasto público, un dólar en 18 pesos en forma prolongada y la posibilidad de algún beneficio de tipo fiscal.

Indicó que en materia impositiva, en este año en particular, “va a ser muy difícil que consigamos que el gobierno en general quiera mover en gran parte la reforma fiscal o hacerle más ajustes, porque está en una situación muy compleja”.

Explicó que de prevalecer la volatilidad en los mercados internacionales, sobre todo en el tipo de cambio, en las próximas dos semanas “entonces estaríamos emproblemados”.

Solana Sentíes insistió en que los primeros días del año serán los de mayor incertidumbre para tomar decisiones a corto plazo. “Serán de ocho a 15 días muy críticos”, dijo.

Destacó que el Banco de México ha echado mano de todos los instrumentos a su cargo para frenar la volatilidad del dólar y que el gobierno federal está preparado para hacer frente a la baja en el precio del petróleo.

Solana Sentíes subrayó que el sector privado no hará cambios en las expectativas económicas, porque sería torpe hacerlo en este momento.

Y aclaró: “Si alguien ya las ajustó de manera prudente fue el Banco de México, bajándole 2 o 3 puntitos, es decir reduciendo las expectativas del 3% al 2.8% para 2016”.

“Creo que debemos esperar a que transcurra enero para observar cómo se estabiliza el mundo, y en particular la economía de Estados Unidos y de China, aunado a los conflictos geopolíticos”, señaló.

Insistió en que debe predominar la calma, pues hay que esperar señales más claras para hacer pronósticos. “Debemos esperar cómo vienen los pedidos de los americanos y sus manufacturas”.

Detalló que en enero no habrá un disparo de la inflación por los efectos de la llamada cuesta de enero que reduce el gasto y el consumo por falta de liquidez, más la baja en los precios de las gasolinas, “pero eso no significa que el año va a ser fácil”.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0