Tal cual: el teleférico de feria de Eruviel, mala copia de Medellín

Tal cual: el teleférico de feria de Eruviel, mala copia de Medellín

Por: Luis Carlos Rodríguez González

Trepados en la feria electoral de cara al 2018 con varias pistas, actores y hasta payasos enfilados a ser candidatos surge una nueva atracción del circo mexiquense: El Teleférico de Ecatepec patrocinado por Eruviel Avila Villegas.

Con bombo y platillo se inauguró el llamado “Mexicable” en lo que parece más una atracción de feria, de circo, sin  planeación, con mucha improvisación y un escenario “fabricado” para su lanzamiento y que se espera que solucione los problemas diarios de transporte de sólo 26 mil mexiquenses de los 1.7 millones que viven tan sólo en Ecatepec.

Solución pírrica y miserable ante las decenas de asaltos diarios en las rutas del transporte público de quienes no sólo viven en Ecatepec, sino en Neza, Chimalhuacán, Los Reyes, Coacalco u otra decena de municipios conurbados con la Ciudad de México.

La inversión en estas canastillas de feria de Eruviel, cada una transportará 12 personas, fue de 768 millones del gobierno mexiquense y 460 millones privados. Recorrerá una ruta de aproximadamente cinco kilómetros, desde San Andrés de la Cañada hasta Vía Morelos.

Sin embargo, el Mexicable no solucionará los problemas de inseguridad y violencia en esa zona de Ecatepec como ocurrió con el Teleférico de Medellín que fue diseñado, entre otros,  por el ingeniero colombiano José Ignacio Suárez.

“Medellín hace 20 años era la capital de la violencia, estaba devastada porque sus habitantes vendimos el alma por la plata fácil, era estremecedora, en cualquier parte podía estar una bomba”, expone el ejecutivo de la empresa “Ruta N de Medellín”.

Ruta N es una entidad que se encarga de estudiar cuáles son los problemas de la ciudad y cómo se pueden solucionar con métodos innovadores, se plantearon el objetivo de posicionar a Medellín como la ciudad más innovadora de América Latina en el año 2021.

El milagro de frenar la violencia en Medellín ocurrió junto con su teleférico y un plan a largo plazo, no con tintes electorales, ni improvisado. Hoy Medellín tiene más de cuatro millones de habitantes, ostenta barrios con escaleras eléctricas gigantes, que transformaron la experiencia de vivir en esas zonas de bajos estratos y hoy son visita obligada para turistas.

Eso no va ocurrir en la Ecatepec de Eruviel Avila, de la que fue alcalde. La cifras de homicidios y feminicidios ha crecido exponencialmente en su mandato. En los últimos seis meses fueron asesinadas seis mujeres a la semana en ese ayuntamiento. El INEGI indica que  110 mujeres fueron asesinadas en el municipio de Ecatepec durante el año de 2013 y 2014.

El Teleférico de Medellín es un caso exitoso de urbanismo social, no electoral. No sólo se  regó aserrín verde que asemeje canchas de futbol desde las alturas, ni se pintaron casas  para ocultar la pobreza a la vista del presidente Enrique Peña.

Con su Teleférico en Medellín en los primeros cinco años de funcionamiento se redujo la violencia en esa zona en un 77 por ciento. Es un programa que incluye la instalación de bibliotecas, museos, escuelas y deportivos, así como saneamiento de ríos de aguas negras. Nada que ver con la feria electorera de Eruviel. Tal Cual.

www.theexodo.com

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0