Tal cual: Placas

Por: Luis Carlos Rodríguez González

Una camioneta BMW negra circulando por el Periférico Sur con placas blancas y rojas, sin número y solo con la leyenda “Derechos Humanos”. Una minivan de transporte escolar con matricula de “discapacitado” aunque ninguno de los niños a bordo o el chofer tenga algún problema de salud. Un vocho rojo, que se deshace de viejo, ostenta placas de clásico o un microbús del transporte público en calzada de Tlalpan, con matrícula de Texas. Es un botón de muestra de la corrupción y los privilegios para circular diario en la Ciudad de México.

En estos días en que se ha anunciado un nuevo tipo de placas, que según dicen no será obligatorio su canje, no hay ningún operativo anunciado para detener y sacar de circulación a miles de automóviles, taxis, microbuses y otros vehículos que no tienen matricula o que usan algunas que les permiten no solo circular, sino evadir la verificación ambiental y el pago de impuestos, todo con el contubernio de policías y otras autoridades.

Dicha casta divina de conductores no tienen problemas con las nuevas modalidades y disposiciones del “Hoy No Circula” ya que sus placas simplemente están “exentas” de cualquier operativo e impuesto en el gobierno de Miguel Ángel Mancera.

Una muestra de decenas que hay en Internet para acceder a estos privilegios. La organización “Lima México Interamericana de Derechos Humanos” ofrece en Facebook a través de una persona llamada Aldo Leonardo Guillen Gutiérrez, un paquete que incluye placas, credencial y oficio que acredita ser promotor de derechos humanos y con ello evadir el programa Hoy No Circula.

Todo ello auspiciado por el gobierno de Mancera que además mantiene una cueva de delincuentes en todos los “Módulos de Licencias y Control Vehicular”. Si quieres realizar tu trámite de reemplacar, actualizar tarjeta de circulación, altas y bajas, lo mejor es optar por la vía de la “mordida”, tener algún conocido o esperar semanas de trámites, vueltas y negativas.

Hace unos meses perdí una placa de mi auto. Decidí no contribuir a las alforjas de la pandilla de corruptos de Mancera y hacer el trámite por la vía legal en el Módulo de Control Vehicular de Xochimilco. La odisea para poner a prueba que podía sacar la nueva lámina sin dar un peso de “mordida” me costó mes y medio de mi tiempo, unas siete visitas a dichas oficinas, 119 copias, ir a un juez cívico dos veces y quitar y poner unas cinco veces la placa que me quedaba. Al final lo logre.

En el camino en esa oficina me tocó ver a un tipo, creo que era un “coyote” y viejo conocido de la burocracia chilanga, que llegó sin ningún documento vigente de su auto, sin pagos de tenencia o tarjeta de circulación. Solo una copia de la factura de un vehículo de Tamaulipas, a quien por cinco mil pesos en solo 15 minutos le dieron placas, tarjeta de circulación y hasta los buenos días.

Ahí mismo, una señora que había realizado todos sus trámites para la renovación de la tarjeta de circulación de su camioneta, ya con el pago de 274 pesos en el banco, una 40 copias de documentos, el riesgo de llevar el original de la factura, le dijeron que no aparecía la línea de captura. Al siguiente día la respuesta fue que su vehículo tenía varias multas, lo cual era falso. Al final le pidieron 500 pesos de “mordida” para evitarse la molestia de formarse otro día más.

También hace unos días un taxista de la flamante CDMX descubrió a un taxi que tenía el mismo número de placas que su automóvil. Gracias Mancera que has logrado el milagro de multiplicar los panes, digo las placas, mediante la clonación, la corrupción, en una Ciudad donde todo es color de rosa. Tal Cual.

www.theexodo.com

 

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0