Tal cual: Corrupción y desastre en parque ecológico Xochimilco

Tal cual: Corrupción y desastre en parque ecológico Xochimilco

Por: Luis Carlos Rodríguez González

El Parque Ecológico de Xochimilco (PEX) es un área natural recuperada como parte del Plan de Rescate Ecológico de Xochimilco en 1989, por los gobiernos federal y del entonces Distrito Federal. Actualmente es la principal carta de presentación para que esta zona del sur de la Ciudad de México sea considerada como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Se trata de 215 hectáreas de jardines, isletas, canales, el lago Huetzalin, así como flora y fauna que son uno de los últimos pulmones verdes de la Ciudad de México y que están en riesgo de desaparecer ante la corrupción, los moches en su versión chilanga, negligencia, ocultamiento y negación del daño ambiental que existe.

De acuerdo a trabajadores del parque y pobladores, las especies endémicas del lugar son el zanate, ajolotes, sapos, comadrejas y varias variedades de garzas, el garzón y la garza perro de agua. La garza gris está desapareciendo por el deterioro ecológico.

De las aves migratorias que cada vez llegan menos al Parque Ecológico Xochimilco (PEX) están los patos canadienses. Los pelicanos, que de acuerdo con trabajadores del parque llegaban un promedio de 800 cada año y ahora llegan menos de 300 por que se está secando la laguna.

El PEX fue entregado hace 23 años, en tiempos del presidente Carlos Salinas de Gortari y del entonces regente capitalino, Manuel Camacho Solís a un patronato presidido por Erwin Stephan-Otto. Desde entonces ha estado cargo del parque bajo la figura de un Permiso Administrativo Temporal Revocable otorgado por el Gobierno del Distrito Federal.

Se supone que el PEX, además es un lugar que tiene como objetivos las investigación científica y educación ambiental. Actualmente sólo cuenta con tres peceras que contienen una serpiente, algunos ajolotes y arañas. El turismo prácticamente se ha alejado y sólo algunas familias concurren a pasear en bicicleta, porque los canales están prácticamente secos, llenos de lodo y con lirio.

Los millonarios recursos de la UNESCO, los apoyos del gobierno capitalino y delegacional y los propios que genera el parque no aparecen o por lo menos no se invierten en la limpieza y conservación de los canales, ni el parque que ya ni siquiera cuenta con servicios de lanchas, no de cuadriciclos. Los andadores y las bancas están destruidos.

Los 10 dueños de las trajineras, de las 200 que había, sacan el lodo con cubetas y a mano para lograr que sus embarcaciones naveguen en estos nuevos pantanos en que se han convertido los manglares xochimilcas.

Hace poco más de un año se presentó un exhorto en la ALDF para pedir que se quitara Erwin Stephan-Otto al frente del patronato. Pidió una prorroga y desde entonces sigue cerrando las válvulas del agua para secar los canales y el lago.

Todo ello ante la contemplación del gobierno federal, vía la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), del gobierno que encabeza Miguel Ángel Mancera y del propio delegado en Xochimilco, Avelino Méndez que con la negación de los problemas o con videos piensa que resuelve la corrupción, contaminación y deterioro ecológico.

Tanto se preocupan todas estas autoridades por el cambio climático, los altos niveles de contaminación, el hoy no circula y los programas de verificación. Sin embargo, les vale un comino el Ecocidio en Xochimilco.

Para acabar con el cuadro de las aguas negras y putrefactas que invaden Xochimilco, pobladores de San Gregorio, denunciaron que hace dos años la entonces diputada local Angelina Hernández Solís gestionó más de 250 mil pesos para la limpieza y desazolve de los canales del PEX. Sin embargo, a la hora de bajar los recursos se quedó con un “moche” de más de 100 mil pesos por sus “trabajo” de gestión.

Tal Cual.

www.theexodo.com

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0