Senadores del PRD rompen con Graco

Grandes regiones de Morelos están bajo el dominio del crimen organizado dice Barbosa

  Graco es un maestro de la intriga, la calumnia y el descrédito, afirma Demédicis    

El gobernador morelense no ceja tampoco en denostar al alcalde de Tlaquiltenango

Encabezados por su coordinador el poblano Miguel Barbosa, la mayoría de los senadores del PRD acusaron al gobernador de Morelos, al también perredista Graco Ramírez de intentar linchar políticamente al senador Fidel Demédicis y de exponer la vida de este al acusarlo de ser el autor intelectual de la ejecución de la alcaldesa de Temixco Gisela Mota.

Barbosa no sólo pidió a Graco “serenarse” y dar fin a su embate mediático y político contra el senador Demédicis, sino que le advirtió que a petición de su bancada escalará el asunto de este conflicto a las instancias federales más altas:

“Vamos a dirigirnos al secretario de Gobernación (Miguel Ángel Osorio Chong), a la procuradora General de la República (Arely Gómez), a Renato Sales (secretario de Seguridad Nacional), a Salvador Cienfuegos (secretario de la Defensa Nacional) y al secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón… vamos a dirigirnos haciéndoles saber de estos hechos…

“Yo ya hablé de esta circunstancia con el secretario de Gobernación, yo ya lo hice antes, porque éste es un asunto que viene desarrollándose y que no se detiene, viene incrementándose, viene incrementándose. 

“Nos preocupa la seguridad personal de Fidel Demédicis y de su familia y de su equipo, sí nos preocupa. Repito, así es como ocurren las tragedias, así es como hay hechos que lamentar, así; en un ambiente de descontrol como hay en Morelos, este escenario puede ser aprovechado por alguien, ése es un asunto real”, reflexionó Barbosa.

En los hechos el coordinador de los senadores del PRD no sólo delineo al gobernador Graco Ramírez como un político lioso, irresponsable, vengativo sino capaz de quizá inducir un atentado contra Demédicis.

Por lo pronto el hecho de que el gobernador perredista Ramírez haya operado la expulsión del senador Demédicis del PRD morelense y de haberlo acusado sin pruebas del asesinato de la alcaldesa de Temixco Gisela Mota, está a punto de provocar un nuevo un nuevo cisma dentro del PRD.

En conferencia de prensa el senador Barbosa, quien estuvo acompañado por Demédicis, Alejandro Encinas, Armando Ríos Piter y otros, indicó. 

“… lo que está prevaleciendo en Graco es odio, deseo de destrucción, destrucción política… y no lo vamos a permitir. No vamos a permitir que desde el gobierno del estado se construyan condiciones de linchamiento en contra de Fidel Demédicis”.

Barbosa indicó que las imputaciones hechas por el gobernador contra el senador, derivaron en un encuentro de Demédicis con las autoridades de la PGR ante quienes se presentó para responder por estos dichos.

El coordinador de los senadores del sol azteca indicó que todos ellos tienen claro que la querella de Graco contra Demédicis es por la disputa de ver quién sucede a la alcaldesa fallecida.

“Un señalamiento así debe probarse, no es un asunto interno del PRD, es una imputación por homicidio, con responsabilidad penal… ¡no sean bárbaros!”, exclamó Barbosa.

E insistió:

“Le pedimos a Graco Ramírez que actúe con responsabilidad, que se serene, que se serene”.

Demédicis dijo a su vez que hacía desde luego responsable al gobernador Ramírez de lo que le pudiera ocurrir a él, a su familia o a amigos y colaboradores, porque “en este contexto todo puede suceder”.

Lo consideró luego un cobarde porque, afirmó, “no ha tenido el valor de dar la cara, pero todos sabemos que es él quien está atrás, el que mueve la cuna…”

Y explicó que toda la campaña y acciones en su contra ha corrido a cargo de Rodrigo Gayoso, hijo de Elena Cepeda, esposa actual del gobernador.

Gayoso es hoy el líder del PRD en Morelos y desde ese cargo es que ha promovido la expulsión de Demédicis de este partido. Y es gente cercana a él quien acusa al senador de estar detrás de la ejecución de la alcaldesa. 

Para Demédicis el embate y campaña en su contra no es sorpresa. Dice, asegura:

“Graco es maestro de la intriga, de la calumnia, del descrédito… pero yo veo hoy a Graco como un gato acorralado…

“Y es que hay una insistencia muy fuerte de una parte importantísima de la población sobre un juicio político… un juicio que está planteado ante el Congreso estatal y que la Junta Política y de Gobierno del Congreso del estado de Morelos, presidida por la diputada Hortensia Figueroa, aliada de Graco, pospuso hace unos días para dentro de 3 meses.

“Ellos saben que en julio se estaría discutiendo este tema pero en julio salen a receso los diputados y todo indica que luego Graco piensa emprender la graciosa huida para, a partir del mes de octubre, buscar la presidencia de la República…

“Por eso Graco quiere que todos se callen. Pero desafortunadamente para él, el pueblo es contundente: hay marchas de repudio a su gobierno casi todos los días; el día 1 de febrero se inicia el segundo periodo ordinario del primer año legislativo en el Congreso de Morelos, y, bueno, está planteada una magna manifestación encabezada por muchos sectores para exigirle a Graco que se vaya.

“Una exigencia avalada desde el clero, los partidos, las organizaciones no gubernamentales, los campesinos, los maestros, los estudiantes, la universidad del estado… es decir, ya hay un clamor general en su contra, y él quiere que se callen todos por supuesto”, explica Demédicis. 

NO ES JUEGO

Por todo ello para Barbosa lo que ocurre en Morelos y las vendetas de Graco no son cosa de Juego: 

“No hay que bromear… lo que dije, lo sostengo: Morelos es un estado en el que varias regiones del mismo están dominadas por la delincuencia organizada, es un asunto dramático.

“Y si se le agregan los ingredientes políticos de linchamiento, es como llegan las tragedias, lo que no debe ocurrir”, precisa el coordinador de los senadores del PRD.

DETENCIÓN FICTICIA

La noticia fue “comprada” por varios medios de los llamados nacionales, los cuales no dudaron en lanzarla como primicia: “La Federal detuvo al alcalde de Tlaquiltenango”.

La verdad es que el perredista Enrique Alonso fue retenido apenas 10 minutos en un retén de la Policía Federal al llegar a la Ciudad de México por la Autopista de Cuernavaca, porque su escolta portaba un arma ya sabe usted, de uso exclusivo del Ejército.

Dos, tres telefonazos del alcalde -que se han hecho famoso por su confrontación contra el gobernador Graco Ramírez debido al asunto del Mando Único policiaco- y fue dejado en libertad para seguir su camino. 

Desde que Alonso se negó a aceptar este Mando Único, Graco y su equipo de comunicación social, más sus aliados en diarios, radio y TV, la han emprendido contra el alcalde al cual le han encontrado que estuvo preso, que fue “pollero”, que estuvo casado con una mujer que cumple una sentencia de 45 años por haber asesinado a una prima y por ser un barbaján.

La pregunta es: ¿si Alonso es todo eso entonces por qué el PRD de Morelos liderado por el hijastro del Gobernador lo hizo candidato para la alcaldía de Tlaqultenango?

En fin, este es otro caso donde todo indica que Graco no acepta criticas ni oposiciones.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0