Se cierra un ciclo en la FMT…

  Y el tenis mexicano de mal en peor

  Inaudito que Segal sea REPRESENTANTE DE MÉXICO ante la ITF

    Estamos a semanas de un cambio; Deseamos que sea para bien

El 8 de enero del 2014 publicamos en diversos medios de comunicación un balance sobre el tenis de nuestro país, que entonces titulamos “Seis años de recuento para el tenis mexicano”.

En resumen dijimos los siguiente: “Terminó el año 2014 y es necesario hacer un recuento de los que nos dejaron ya seis años de gestión de la actual administración de la FMT que encabeza Gastón Villegas, porque el 2015 será un año de campañas que ojalá traiga tiempos de cambio para 2016 en la forma de manejar los destinos del tenis en nuestro país…”

El texto seguía: “Debemos señalar la falta de visión de Villegas y su consejo para atraer al seno de la FMT a tenistas de prosapia que han dejado su nombre en las páginas doradas del tenis mexicano y algunos de ellos que ya se nos adelantaron en el camino, pero que con gusto hubieran colaborado y al mismo tiempo se les hubiera dado el beneficio y reconocimiento…”.

Y continuaba: “LOS OLVIDADOS: personalidades que no han sido considerados para aportar su talento en la actual administración, como Raúl Ramírez, Yola Ramírez, Pancho Contreras y familia; Vicente Zarazúa, la familia Osuna (Elena y Rafael Belmar); Mario Llamas (qepd) y familia; Esteban “Pajarito” Reyes (qepd) y familia; Joaquín Loyo Mayo (qepd), Marcelo Lara, Luis Enrique Herrera, Agustín Moreno, ex Director del Deporte en Jalisco; la familia Hernández (Juan y Claudia); Luis y Armando Baraldi; Alejandro Burillo, Raúl Zurutuza, Nicolás Guizar, Avertano Cruz, Hernán Garza, Olga de la Fuente, Edgar Giffening, David Roditi, Gregorio Hidalgo –que tiene el Centro de Tenis en Querétaro y su papá donó el actual edificio de la FMT- Fernando Pérez Pascal, Fernando Ochoa, Alfonso “Chiquirringo” González, Ricardo Sánchez, Carlos Medrano, Guido Lorandi, Javier Ordaz, Jorge Vergara, y sin duda muchos nombres que se nos escapan”.

“LOS QUE SE FUERON: personalidades que la FMT no tuvo la capacidad o el interés para mantenerlos colaborando para el tenis nacional, como Jorge Lozano, Marco Osorio, Alejandra Vallejo, Raquel Contreras, Tom Van Doren, Guillermo Stevens, Gustavo Granito, Alberto Garduño, Javier Gaitán, César Ramírez, Rodrigo García y Armando Vega…”.

IGUAL… ¿O PEOR?

Lo anterior quedará como un dato más, será un mero antecedente como muchos otros en nuestro alicaído deporte, porque dos años después -ya comenzamos el 2016 y son ocho años de la administración de Villegas-, las cosas siguen igual o peor para el tenis mexicano. Ni los olvidados fueron recordados, ni a los que se fueron les pidieron regresar. Gastón Villegas ha convertido la casa de los tenistas en un lugar donde sólo prevalece su ley, la más reciente muestra es la postulación, en nombre del tenis mexicano, del llamado “Director Nacional de Tenis”, Leopoldo Segal, como representante de México en el Comité de Entrenadores de la ITF (Federación Internacional de Tenis) y que ya fue aceptado.

No hay un solo tenista mexicano a quien le hayamos preguntado su opinión sobre este terrible asunto que no haya expresado su rechazo y desilusión, sin embargo nada ha pasado…. Como dijera Jaime Maussan “Y nadie hace nada”. Segal, sin un jugador que respalde su presunta labor, ocupará por México un cargo que debería tener algún tenista mexicano de prosapia o algún entrenador nacional con resultados comprobables.

La historia nos ha bendecido con muchos tenistas mexicanos que le dieron lustre a nuestro deporte, hombres y mujeres que salieron al mundo y se batieron en la cancha, amantes de su deporte y de su bandera; otros que decidieron formar jugadores y que ante la falta de oportunidades aquí salieron al extranjero y hoy nos representan con VALOR, ORGULLO Y DIGNIDAD. 

La historia de México nos recuerda pasajes que nos enorgullecen porque exaltan las cualidades antes mencionadas… ¿Cómo olvidar a aquellos 6 cadetes mexicanos que en 1847 defendieron con su sangre el Castillo de Chapultepec durante la guerra entre México y Estados Unidos?, ¿Cómo no recordar a Benito Juárez, quien encabezó la resistencia militar contra Maximiliano a quien hizo caer en 1867, tras lo cual Juárez fue reelegido como presidente de la República?, ¿Cómo no recordar a Pancho Villa quien protagonizó una de las dos únicas invasiones a Estados Unidos? –la otra fue del ejército inglés-, o ¿Cómo olvidar a Emiliano Zapata, quien frente a la ambición sin escrúpulos se mantuvo fiel a sus ideales de justicia para que los campesinos tuvieran la tierra que les fue arrebatada y lo mismo se enfrentó a Francisco Madero que a Victoriano Huerta?

Todos ellos fueron hombres con convicciones, con VALOR, ORGULLO Y DIGNIDAD. Sus nombres prevalecen en la historia gloriosa de nuestro país.

NO OLVIDAR LA HISTORIA

Los ejemplos anteriores son apenas un esbozo de lo que somos, de lo que nos da identidad. Somos la Raza de Bronce que inspiró al poeta Amado Nervo, somos la Raza Cósmica que inspiró a José Vasconcelos. Por nuestras venas corre sangre española, pero también mixteca, zapoteca, tolteca, olmeca, maya, totonaca, chichimeca, mexica, tlaxcalteca o náhuatl, sangre guerrera de nuestros antepasados.

Somos mexicanos porque somos fieles a nuestro pueblo, somos ese Moctezuma que con VALOR, ORGULLO Y DIGNIDAD prefirió sufrir antes que traicionar a su gente.

No olvidemos lo que somos, no olvidemos nuestra historia porque como dijera Cicerón: “Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla.” 

¿Y LOS CAMBIOS?

Estamos a tres meses de un cambio en la silla de Miguel Ángel de Quevedo y en el rumbo del tenis, algo que todos los tenistas de nuestro país esperan con ansia porque este bello deporte no resistiría un año más en las actuales condiciones, pero sobre todo el tenis necesita que se le dé el justo valor a quienes han escrito las páginas doradas de nuestra historia. Quien ocupe el cargo de presidente de la FMT debe ser un hombre comprometido con el deporte blanco y con sus afiliados. Debe sentirse orgulloso de su historia.

Se necesita una nueva visión, una nueva fórmula, pero a dos años de aquel balance que hicimos, la situación poco o nada ha cambiado.  Postulantes a la FMT hay varios, desde Jorge Velázquez Valassi, de quien se dice es el “candidato” de Villegas o José Antonio Flores, quien con todo y los múltiples conflictos en la Asociación del Estado de México, luego que los clubes convocaron a una asamblea y lo removieron, situación por lo que actualmente hay un proceso legal; hasta Ricardo Langre, Rodrigo García o el Ing. Armando Vega. Incluso se dice que también está levantando la mano Mario Alberto Chávez, de la Asociación de Tenis de Nuevo León.

A estas alturas, sinceramente deseamos que le pase algo bueno al tenis nacional y que se diseñe un eficiente Programa Nacional de Tenis, hecho por mexicanos para mexicanos. En 3 meses habrá nuevo presidente, se comenzará a escribir otra historia… La actual, la que escribieron Gastón Villegas y Leopoldo Segal seguirá como una de las pesadillas más estremecedoras del tenis mexicano. ¡Hasta la próxima!

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0