El regreso de las epidemias o el desmantelamiento del sistema de salud

Hoy la orden y tendencia en los hospitales del Sector Salud  es que el “Seguro Popular” está desahuciado

Hace dos décadas, cuando me iniciaba en esta profesión del periodismo, tuve el privilegio de entrevistar al investigador  del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, maestro y doctor Adolfo Chávez Villasana.

Desde esos tiempos el especialista, quien ha trabajado en  universidades nacionales y extranjeras, en la FAO y que tiene más de 450 investigaciones y publicaciones en el área de la Salud Pública, ya advertía que en México se estaba desmantelando al sistema nacional de salud, sobre todo en áreas tan básicas como la prevención de epidemias.

Me comentó que una vez que México ingresó al TLCAN en los 90’s y se creyeron superados  años de campañas de salud y  combate a epidemias como el dengue, el paludismo, la malaria, la difteria y el cólera, mejor conocidas como “enfermedades de la pobreza”  inició el desmantelamiento de clínicas rurales y brigadas, así como del monitoreo, prevención y contención de estas y otras enfermedades de transmisión masiva.

Había que meter debajo de la alfombra el pasado insalubre de México y velar por  que nuestros socios comerciales del norte no nos vieran como una nación bananera a la que un piquete de mosco nos pone en jaque por estos males del antes llamado tercer mundo o subdesarrollo. 

Vendría el nuevo siglo y una de los pocos programas rescatables de gobierno  Vicente Fox y que continuó Felipe Calderón fue el llamado “Seguro Popular”, que hoy se encuentra también en franco desmantelamiento por parte del nuevo PRI y el gobierno federal. 

Con el Seguro Popular se pretendía dar  una cobertura, aún con todos los errores que se cometieron e incluso el uso electorero,  a  más de 50 millones de personas. Campañas de afiliación, atención, cirugías y millones de beneficiados que no tienen acceso al IMSS, ISSSTE y mucho menos seguros médicos privados.

Hoy la orden y tendencia en los hospitales del Sector Salud  es que el “Seguro Popular” está desahuciado. No hay medicinas, no hay vacunas y todo lo que tiene que ver con cirugías se cobra por aparte con empresas que venden a los pacientes desde un lente para una catarata en 10 mil pesos hasta una válvula cardiaca en 50 mil. 

Las enfermedades de la pobreza están de regreso por este desmantelamiento y el cambio   climático las fortalecerá. Entonces que nadie el gobierno federal, en los gobiernos estatales y en el de la flamante Ciudad de México, se diga  sorprendidos por ello. Hace unos años fue la influenza fue contenida con una vacunación masiva, el uso extensivo de cubre bocas y con una campaña mediática de pánico entre la población.

En meses pasados se tuvo la  chingunguya con más de 4 mil casos, nos está llegando el zika con casi un centenar de casos confirmados y tenemos un rebrote de la influenza de los tipos  AH3N2 y AH1N1. En la actual temporada invernal en México hay 1,300 casos registrados oficialmente y más de 40 muertes. 

El doctor Adolfo Chávez ya lo habían advertido hace dos décadas. El gobierno mexicano optó ahora por minimizar los casos de zika como un simple “piquetito” a pesar de la alerta mundial sobre esta epidemia. En México seguimos barriendo los males debajo del tapete, lo malo es que el tapete ya no existe o se está privatizando. Tal Cual.

www.theexodo.com.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0