Postigo: GAM violenta

Postigo: GAM violenta

Por: José García Sánchez

A las autoridades capitalinas no debe sorprender la violencia en la delegación Gustavo A. Madero; el PRD se empeñó en crear un feudo propio en ese lugar y esas son las consecuencias.

Los perredistas hicieron hasta lo imposible para que el dueto Lobo-Nora-Lobo, gobernara la delegación. Su triunfo en las urnas fue impugnado, pero los tribunales electorales mostraron, una vez más, su parcialidad con el fallo respecto al triunfo del PRD en esta delegación con Víctor Hugo Lobo a la cabeza.

Víctor Hugo Lobo estuvo preso por el delito de fraude, es propietario de constructoras, hoteles, gasolineras, bares y antros. Los intereses y consecuencias lógicas que emanan de estos negocios provocan la violencia que ahora padece la delegación Gustavo A. Madero.

La anterior delegada, Nora Arias, pareja de Lobo, entregó al grupo Ocesa, filial de Televisa, todas las actividades artísticas y de entretenimiento de la delegación. De tal suerte que a siete años, faltan dos, de poder absoluto en la delegación la válvula de escape de sus negocios revienta, con las consecuencias lógicas de un espacio en manos de una verdadera mafia.

Juan Pablo Castañón, presidente nacional de la Coparmex, responsabilizó a Lobo de provocar la huida en masa de hoteleros, restauranteros, prestadores de servicios y comerciantes de esa delegación a causa de la inseguridad.

Víctor Hugo Lobo se dice Ingeniero Mecánico Industrial por la Universidad La Salle; sin embargo, un oficio de la SEP emitido el 24 de febrero del 2009 afirma que en el Registro Nacional de Profesionistas no existe ese antecedente.

Hace días se reportó un enfrentamiento, en Calle 11 y Luis Olvera, colonia Santiago Atepetlac, entre civiles armados y policías capitalinos en la delegación, con un saldo de dos muertos y dos agentes heridos. Podría imputarse a los detenidos los delitos de homicidio, tentativa de homicidio, daño a la propiedad, portación y acopio de armas de fuego de uso exclusivo del ejército, armada y fuerza aérea.

Estos delitos se dieron a conocer por el escándalo que provocó dicha acción delictiva, pero no son hechos aislados. Continuamente amanecen menores de edad asesinados, junto a su bicicleta o motoneta, quienes al no poder rendir cuentas, por no pagar puntual el abono de la motocicleta en la que “trabajan” o simplemente al no realizar sus tareas con la rapidez y eficacia exigidas, son asesinados por los jefes de las diferentes mafias que trabajan en la delegación. Estos hechos no los desconoce ni Lobo ni Nora; sin embargo, nada se hace para ponerle una solución.

Es tal la impunidad que existe sobre estas tragedias que se convierte en una invitación a seguir matando menores de edad.

La policía capitalina, la jefatura de gobierno, la cúpula del PRD, saben causas y efectos de este drama, pero no hacen nada más que apoyar lo que consideran todavía uno de sus bastiones.

Lo cierto es que el PRD en algunos lugares de la ciudad de México y del país degeneró en mafia, o, por lo menos, en protección o complicidad con los delincuentes y esto lo saben quienes ejercen el derecho al sufragio.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0