Papás, hijos y nietos gobernadores

Al ser postulado por el Partido Revolucionario Institucional el joven Alejandro Murat Hinojosa, para gobernador del estado de Oaxaca, surgió una interrogante

Al ser postulado por el Partido Revolucionario Institucional el joven Alejandro Murat Hinojosa, para gobernador del estado de Oaxaca, surgió una interrogante sobre cuántos hijos de gobernadores han seguido los pasos de sus progenitores.

Encontré datos más que curiosos, interesantes, al hurgar en las páginas de la cronología correspondiente a varios Estados pude saber que solamente una mujer ha tenido ese honor y en un solo caso se registra que papá, hijo y nieto gobernaron en la misma entidad.

Amalia Dolores García Medina, izquierdista desde su juventud, es la primera gobernadora no priista. Diputada federal, senadora y presidenta nacional del Partido de la Revolución Democrática, de septiembre de 2004 al mismo mes de 2010, gobernó Zacatecas. Su padre Francisco Espartaco García Estrada, militante del PRI, fue gobernador de 1956 a 1962, siendo  presidentes Los Dos Adolfos: Ruiz Cortines y López Mateos. Claudia Corichi García, hija de Amalia, actualmente es diputada.

Un caso muy singular es el de Michoacán, donde en los finales de los años veinte y principios de los treinta, del siglo pasado comenzó el dominio del general Lázaro Cárdenas del Río, tres veces gobernador y dos su hermano Dámaso. En 1986 terminó su sexenio el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y su hijo Lázaro Cárdenas Batel gobernó del 2002 al 2008. 

Tres generaciones que no dejaron huella, salvo el recuerdo de que “El Tata” fue Presidente de México y su hijo fracasó en tres ocasiones para serlo. Don Lázaro no renunció a su filiación revolucionaria y militó en el PNR, del PRM y del PRI. Cuauhtémoc fue expulsado de ese partido y fundó el PRD, donde milita su hijo Lázaro.

Además del hombre de Jiquilpan que llegó a Presidente de México, después de ser gobernador, también es el caso del licenciado Miguel Alemán Valdés que fue mandatario en Veracruz, donde posteriormente sería gobernador su hijo, el abogado Miguel Alemán Velasco. En el siglo XIX don Benito Juárez gobernó hasta en tres ocasiones su natal Oaxaca y su hijo en los albores del 1900. 

EL HIJO DE JUÁREZ ABRIÓ BRECHA

Pues nada más ni nada menos, que en 1911 Benito Juárez Maza fue gobernador donde ya lo había sido su ilustre padre, en diferentes etapas del siglo XIX. Benito Luis Narciso, fue destacado diplomático, diputado federal y no fue opositor al régimen de su paisano Porfirio Díaz, duró siete meses al frente del gobierno oaxaqueño. Siendo gobernador, a los 59 años, falleció.

Por cierto en Oaxaca el abogado Genaro V. Vásquez también fue gobernador en los días en que Obregón y Calles eran los mandones de la política mexicana. La carrera política y administrativa de don Genaro Vicente Vásquez Quiroz abarcó los tres poderes federales, diputado federal, senador, ministro de la Suprema Corte de Justicia y miembro del gabinete del presidente Lázaro Cárdenas, como Procurador General de la República.

Su hijo Pedro Vásquez Colmenares a unos meses de terminar su sexenio como gobernador oaxaqueño, en 1985, fue nombrado primer director del Cisen. Ocupó la dirección de Aeroméxico, de Aeropuertos y Servicios Auxiliares y de candidato a senador pasó a subsecretario en la Secretaría de la Reforma Agraria, por una transa de Porfirio Muñoz Ledo que era el presidente nacional del PRI.

CHIAPAS Y TABASCO PARA EL PRD 

En Chiapas también hay historia y muy reciente. Don Salomón González Blanco, íntimo del presidente López Mateos, figuró preponderantemente al frente de la Secretaría del Trabajo y el destino priista lo llevó hasta Tuxtla Gutiérrez para gobernar en su estado natal y lo hizo durante tres años. Lo sustituyó el folclórico Juan Sabines Gutiérrez. Todo ocurrió entre 1977 y 1982.

Años más tarde, un hijo de don Salomón, el abogado José Patrocinio González Garrido gobernó de 1988 a 1993 y no terminó su sexenio, porque el presidente Carlos Salinas lo nombró Secretario de Gobernación en sustitución de don Fernando Gutiérrez Barrios. Del 2006 al 2012 el PRI perdió la gubernatura, porque el expriista Juan Sabines Guerrero fue postulado por PRD, PT y Convergencia (hoy Movimiento Ciudadano) y triunfó, pero los chiapanecos lo señalan como un corrupto que goza de la protección presidencial, pues Peña Nieto lo designó Cónsul en Orlando, Estados Unidos.

El contraste más significativo en cuanto al gobierno en manos de un padre y de un hijo, en diferentes épocas, es el registrado en Tabasco. El licenciado Carlos Alberto Madrazo Becerra, indudablemente uno de los grandes políticos del siglo pasado, realizó un gobierno que fue calificado de extraordinario.

En contraste su hijo Roberto no dejó ninguna buena imagen, pues se fue de Villahermosa para aventurarse posiciones superiores. Como presidente nacional del PRI provocó un cisma mayor al de 1988 e impuso, en 2006, su candidatura presidencial para perder ante el PAN y dejar al PRI en tercer lugar, atrás de Andrés Manuel López O. 

Durante unos meses, mientras Roberto Madrazo Pintado andaba  en sus locas danzas, los tabasqueños respiraron un poco. El respetado economista, analista político y profesor normalista, Víctor Manuel Barceló Rodríguez tomó las riendas del gobierno y puso orden. Tras  no conseguir ser candidato presidencial en 1999, Madrazo retornó para cerrar el sexenio el 31 de diciembre de 2000. Hoy, Tabasco es gobernado por un expriista que recibió el apoyo del PRD y de López O., Arturo Núñez Jiménez.

Un paréntesis. Otro caso singular. Resulta que los tabasqueños en 1953  llevaron al poder estatal a don Manuel Bartlett Bautista, pero dos años después el gobierno federal lo retiró del cargo y fue designado gobernador el general Miguel Orrico de los Llanos. Manuel Bartlett Díaz también fue gobernador, pero de Puebla. Este poblano es uno de los últimos políticos-políticos de México. Serio, respetado y respetable, pero su carácter duro impidió que fuera candidato presidencial en 1988. Polémico y controvertido desde que abandonó las filas del PRI para sumarse a un partido “chiquito”.

DOS LLAMADOS AL GABINETE

Un año antes de concluir su mandato sexenal, Alfredo del Mazo González dejó la gubernatura del Estado de México. Fue invitado por el presidente Miguel de la Madrid para que ocupara la secretaría de Energía e inmediatamente los medios lo ubicaron como precandidato presidencial y figuró en una sexteta de aspirantes, pero no fue el elegido. Su padre, don Alfredo del Mazo Vélez gobernó de 1945 a 1951 y con el presidente López Mateos fue secretario de Recursos Hidráulicos, a partir de 1958.

En fecha reciente y cuando estaba por concluir su sexenio, José Eduardo Calzada Rovirosa salió hacia el entonces Distrito Federal y asumió la titularidad de la secretaría de Agricultura. Su padre, un destacado priista y apoyado por la CNC, gobernó Querétaro de 1973 a 1979. El PAN entre 1997 y 2015 ha tenido tres gobernadores en esta entidad: Ignacio Loyola Vera, Francisco Garrido Patrón y el actual Francisco Domínguez Servién.

LOS TRES NIETOS, DOS QUIEREN MÁS

Cierro esta columna, único formato por esta vez, para comentar en torno a tres jóvenes que han culminado, una etapa de su vida política, como gobernadores y con ello hacen recordar a sus abuelos. En párrafos iniciales cité a Lázaro Cárdenas Batel, así que los otros dos son Rafael Moreno Valle Rosas y Manuel Velasco Coello, ambos salieron del Senado de la República, Rafael dejó el PRI y fue abanderado por la coalición PAN-PRD, en tanto que el Verde Ecologista junto con el PRI apoyaron a Manuel. Hoy el primero gobierna en Puebla y el segundo en Chiapas. 

Coincidentemente los abuelos fueron médicos muy reconocidos. Don Rafael Moreno Valle, además fue general divisionario. El doctor Manuel Velasco Suárez destacó como neurólogo y fue el alma del Instituto Nacional de Neurología. Ahora sus nietos se han lanzado en la búsqueda de la candidatura presidencial para el 2018. Los dos no reparan en gastos para hacerse publicidad. Manuel aprovechará la visita del Papa Francisco a Chiapas.

En el Estado de Puebla también encontramos que el doctor Gonzalo Bautista Castillo por cuatro años gobernó esa legendaria entidad y un año, 1972-1973, su hijo Gonzalo Bautista O Farrill.

PREGUNTA PARA MEDITAR:

¿Logrará Alejandro Murat Hinojosa ser el tercer hijo de gobernador que ocupe el mando político de Oaxaca?

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0