Obama visitará Cuba el 21 y 22 de marzo

Obama visitará Cuba el 21 y 22 de marzo

La presencia del mandatario estadunidense será la primera después de la que realizó el entonces presidente Calvin Coolidge en 1928

El presidente estadunidense Barack Obama anunció que viajará a Cuba en marzo próximo para promover un mayor acercamiento entre ambos países, a poco más de un año del histórico acuerdo que permitió restablecer relaciones bilaterales.

“El próximo mes viajaré a Cuba para impulsar nuestro progreso y los esfuerzos que pueden mejorar las vidas de los cubanos”, anunció esta mañana el mandatario en su cuenta oficial de Twitter.

La visita del mandatario al país caribeño entre el 21 y 22 de marzo será la primera escala de un viaje que lo llevará también a Argentina el 23 y 24 de ese mes, de acuerdo con el anuncio hecho por separado por el vocero presidencial Josh Earnest.

Obama, quién viajará acompañado de la primera dama Michelle Obama, celebrará un encuentro bilateral con el presidente cubano Raúl Castro y se encontrará con representantes de la sociedad civil.

“Esta histórica visita, la primera de un presidente en funciones en casi 90 años, es otra demostración del compromiso del presidente para trazar un nuevo curso para las relaciones Estados Unidos-Cuba”, dijo Earnest mediante un comunicado.

La presencia del mandatario estadunidense será la primera después de la que realizó el entonces presidente Calvin Coolidge en 1928 para participar en la Sexta Conferencia Internacional de Estados Americanos en La Habana.

Este viaje marcará el punto más importante hasta ahora en los pasos que ambos gobiernos han dado en pos de normalizar las relaciones, truncadas poco después del triunfo de la revolución cubana en 1959.

Apenas este martes Estados Unidos y Cuba firmaron un acuerdo restableciendo vuelos comerciales regulares entre los dos países, a pesar de lo cual se mantiene todavía la prohibición para que turistas estadunidenses puedan visitar el país caribeño.

El acuerdo abre la oportunidad de operar hasta 20 vuelos de ida y vuelta diarios entre Estados Unidos y La Habana, así como 10 vuelos de ida y vuelta diarios entre Estados Unidos y cada uno de los otros nueve aeropuertos internacionales de Cuba. 

El mes pasado, la administración Obama anunció igualmente modificaciones a la Ley de Regulaciones y Control de Bienes (CARC, por sus siglas en inglés) que permitirá a bancos estadunidenses financiar algunas exportaciones a Cuba.

La secretaria estadunidense de Comercio. Penny Pritzker, dijo entonces que los cambios regulatorios facilitarán exportaciones que ayudarán a fortalecer la sociedad civil en Cuba.

Pese a ello, el gobierno continuará manteniendo las limitaciones existentes en pagos y términos de financiamiento para la exportación y re-exportación de productos agrícolas, sujetos al embargo comercial que aún pesa sobre el país caribeño.

Los dos países formalizaron el restablecimiento de relaciones en junio pasado con la apertura de sus respectivas embajadas en esta capital, así como en La Habana, esta última presidida por el secretario de Estado John Kerry, que viajó exprofeso a la isla.

Un mes antes, Estados Unidos removió a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, una de las demandas del gobierno de la isla como parte del restablecimiento de relaciones.

La Casa Blanca no había descartado una posible visita de Obama a la isla antes del fin de su presidencia y el propio mandatario lo reconoció así durante una entrevista en diciembre pasado.

“Estoy muy interesado en ir a Cuba, pero creo que las condiciones tiene que ser las apropiadas”, dijo el mandatario al portal Yahoo, explicando que una de éstas tendría que ser la posibilidad de encontrarse con integrantes de la disidencia cubana. 

Obama dijo entonces que el tiempo para esta histórica visita estaría determinado por lo que suceda en la isla. 

“Lo que he dicho al gobierno cubano es que, si puedo decir con confianza que estamos viendo progresos en libertad y posibilidades de los cubanos ordinarios, me gustaría usar una visita para destacar ese progreso”, indicó.

El mandatario dejó en claro entonces que si hay retrocesos, “no existe razón para que esté ahí. No estoy interesado en validar el ‘status quo’”.

(Con información de Notimex)

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0