Escaramuzas políticas: Trump con amplias posibilidades de llegar a la Casa Blanca

Escaramuzas políticas: Trump con amplias posibilidades de llegar a la Casa Blanca

Por: Gloria Analco

Donald Trump apenas tuvo tiempo de acicalarse para su acto de campaña en Phoenix, Arizona, a las 9 pm, luego de su visita a México.

Ahí se produciría lo más esperado: delinearía su política migratoria. La prensa estadounidense se había hecho cargo del dilema de Trump. Su plato fuerte para lograr la candidatura republica fue su línea dura contra la inmigración que parecía experimentar alguna reversa, lo cual hacía peligrar su tramo final rumbo a la Casa Blanca, según recapacitaron medios como The New York Times y Washington Post, entre otros. Y ahora parecía estarse aflojando más todavía por su viaje a México.

La expectación en Arizona era mucha, estado de la Unión Americana especialmente conflictivo en materia de migración y donde más se han producido las deportaciones masivas.

Los oriundos de ahí demandaban su clara definición sobre su política migratoria, y también el resto de ese país. Su objetivo, a fin de cuentas, ha sido echarse al bolsillo a los votantes estadounidenses, los genuinos, los que tienen papeles y pueden ir a las urnas y depositar su voto, sin importar raza o credo.

El tema migratorio fue el as que Donald Trump se sacó de la manga en su intento por ser inquilino de la Casa Blanca y que le ha rendido importantes frutos.

Trump se plantó frente a su público en Phoenix y contraatacó. Primero mostró su faceta de político: “Acabo de aterrizar. He regresado de una reunión muy importante y especial con el Presidente de México… Es un hombre que me gusta y respeto mucho, y un hombre que verdaderamente ama a su país. Al igual que yo, que soy un hombre que ama a los Estados Unidos”.

Agregó que ambos están de acuerdo en la importancia de poner fin al flujo ilegal de drogas, dinero y armas a través de las fronteras que ambos países comparten, y de poner fin a los carteles de la droga. Luego fue al grano: “Para arreglar nuestro sistema de inmigración debemos cambiar nuestro liderazgo en Washington… que sólo ha servido a las necesidades de los ricos y políticos poderosos, pero no sirve al pueblo estadounidense”.

Y subrayó: “Sólo hay un tema central en el debate sobre la inmigración y es éste: el bienestar de la población estadounidense. Nada incluso viene en segundo lugar”, y dejó prácticamente sentado que 11 millones de inmigrantes ilegales no pueden estar por encima del grueso de los estadounidenses. Ratificó que el muro en la frontera con México va y que lo pagarán los mexicanos.

Los vivas entre la multitud se hicieron sentir con frenesí, y cualquiera podía suponer que resonaron en toda la Unión Americana, donde el 72 por ciento de su población es de raza blanca de origen europeo. Frente a esto, el pronóstico es que Trump tiene amplias posibilidades de ser el próximo Presidente de los Estados Unidos.

gloriaanalco@gmail.com

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0