Alfa y Omega: Imposible la recuperación, Peña Nieto no quiere

Alfa y Omega: Imposible la recuperación, Peña Nieto no quiere

Por: Jorge Herrera Valenuela 

A soportar dos años, dos meses y 19 días, entre este lunes 11 y el 30 de noviembre de 2018, todas las ocurrencias de un hombre de 50 años de edad que no pasará a la historia mexicana como un buen Presidente de México, sino como un funcionario que colocó a sus amigos en el gabinete, sin experiencia política, nulos en capacidad administrativa y carentes de sensibilidad como servidores públicos.

Los cambios que ha realizado en su primer equipo, que ya son una veintena, no rindieron el fruto que esperaba la ciudadanía, el pueblo. Arrepentidos y decepcionados están los millones de mexicanos que le llevaron al triunfo como candidato presidencial. Cuatro años de errores consecutivos, el último de graves repercusiones internacionales, sin que el atlacomulquense Enrique Peña Nieto corrija sus pasos y se obstine en sus reformas constitucionales o reformas estructurales, sin antes de consensar con todos y cada uno de los sectores sociales, promotores de la producción y del comercio, con los industriales y los prestadores de servicios, con los sindicalizados trabajadores de la educación.

Una pregunta se escucha en toda la República Mexicana: ¿Qué sigue, qué podemos esperar, qué vendrá antes de que se acabe el dos mil dieciséis? La renuncia del secretario de Hacienda y Crédito Público, estaba más que anunciada, pero, en este mismo espacio, asentamos que nada se solucionaría. Palo dado, ni Dios lo quita. Lo peor es que México no se recuperará interna y externamente. En el extranjero, la imagen de México es cien por ciento negativa, especialmente en el ambiente político de Estados Unidos de América, desde la noche del miércoles 31 de agosto de 2016.

El movimiento administrativo que hubo el pasado miércoles, nos demuestra que Peña Nieto no tiene interés en que haya un período de recuperación en su sexenio y que continúe premiando a la ineptitud. Primero lo hizo con el Señor Licenciado Don Alfredo Castillo Cervantes al enviarlo a la dirección general de la CONADE, tras el rotundo fracaso en Michoacán. Ahora es Luis Enrique Miranda Nava el tercer titular de la Sedesol.

Miranda Nava era subsecretario de Gobernación. Desde el primer día del conflicto creado por la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, la fatídica CNTE, el Presidente Peña Nieto le otorgó todas las facultades para que interviniera en “la solución” junto con el entonces jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño Mayer. Hicieron a un lado al secretario de Educación, Emilio Chuayffet Chemor. Antes de suspender “las mesas del diálogo”, Luis Enrique volvió a ser comisionado desde Los Pinos para actuar con “los trabajadores de la educación”. Total, cero soluciones. El subsecretario recibe como premio ser secretario de Desarrollo Social.

José Antonio Meade Kuribreña es el primer funcionario que en dos sexenios consecutivos tiene cinco nombramientos de primera fila. En el segundo gobierno panista, el de la alternancia, Felipe Calderón lo nombró Secretario de Energía y Secretario de Hacienda y Crédito Público. En la actual administración comenzó como titular de Relaciones Exteriores, luego pasó a la Sedesol dizque para enfilarlo a la candidatura presidencial en el 2018. Regresa a despachar en el mismo sitio donde le entregó el mando al promotor y ejecutor de la visita oficial del candidato republicano a la residencia presidencial de Los Pinos.

Ambas designaciones nos señala que el Presidente Peña Nieto tiene un círculo muy cerrado, no quiere nada con gente experimentada, se niega a buscar nuevos derroteros y enderezar la nave que simplemente nos recuerda aquel título cinematográfico, “Algo Flota Sobre el Agua”. Meade Kuribreña gana muchos puntos, pero no sería triunfador dentro de dos años. Miranda Nava también gana mucho y ya puede dormir tranquilo en su lujosa mansión de las Lomas de Chapultepec, a pesar de su negro historial en Toluca.

PREGUNTA PARA MEDITAR:

¿Cómo recuperar la credibilidad y la confianza, cuando el pueblo está enardecido, a punto de un estallido social, no armado, si el Presidente de México insiste en rodearse de sus amigos incondicionales?

LO QUE OÍMOS EN LA CALLE

FESTEJEMOS A LOS HÉROES DE 1810

Ciertamente hay una indignación nacional contra las autoridades federales y el clamor crece cada día, pero, el pero que nunca falta, no confundamos lo que estamos viviendo con lo que ocurrió hace 206 años. Está circulando en mensajes cibernéticos que en lugar de lanzar vivas el próximo jueves, haya una manifestación silenciosa. ¡No! Hoy más que otros años, los mexicanos debemos de recordar y honrar a quienes se lanzaron a la lucha por la Independencia de México, encabezados por el cura Miguel Hidalgo y Costilla. Fueron once años y once días los que tardó en consumarse esa lucha que continuó el gran José María Morelos y Pavón. Festejemos en cada rincón del país, con mucho patriotismo, los días septembrinos.

LA REBELIÓN DE LOS OJALATEROS

El título de este comentario no lleva hache, porque se trata de una objetiva y documentada obra en la que el joven Francisco Estrada Correa, abogado, historiador y analista político, nos refiere una narración detallada de lo que fue en 1952 la lucha por la democracia, encabezada por el general Miguel Henríquez Guzmán, tras ser derrotado en la elección presidencial por el priista Adolfo Ruiz Cortines. La recomendación para que busquen y lean el más reciente libro de Estrada Correa, es porque en el desarrollo de su relato nos plantea situaciones que deberían ser conocidas por quienes hoy tienen la responsabilidad como gobernantes. Los henriquistas, fueron perseguidos mucho tiempo y cada vez que eran detenidos por la policía política, gritaban: “Somos puros ojalateros. Ojalá esto, ojalá lo otro, puras ilusiones”.

“LA ALEGRÍA”, PATRIMONIO CULTURAL

Seguramente muchos de ustedes han saboreado ese dulce que se fabrica rústicamente con el amaranto y que conocemos en plaquetas como “alegría”, ahora combinada con pasas o cacahuates. Pues el Secretario de Cultura del gobierno de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín, al clausurar la Tercera Feria de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios, dijo que el típico dulce que data de más de cinco siglos, es Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México, cuyo decreto ya fue publicado en la gaceta oficial. El amaranto y la alegría tiene un lugar de origen: Santiago Tulyehualco, un poblado al Sur de la Capital del País. Gracias a Rubén Essaud Ocampo por mantenernos informados de la actividad cultural capitalina.

PLAYERA CON AUTÓGRAFO PAPAL

Los jugadores de los equipos de fútbol La Roma y San Lorenzo de Almagro celebraron un partido amistoso, en tierras italianas, para recabar fondos y auxiliar a las víctimas del reciente catástrofe sísmica. Antes del encuentro, los deportistas y sus directivos fueron recibidos por Su Santidad, en El Vaticano. Después de una breve conversación, el Papa Francisco entregó a los visitantes una playera del equipo de su preferencia, desde que era aficionado al fútbol, el San Lorenzo de Almagro. A su vez recibió una camiseta de La Roma. El Papa decidió estampar su autógrafo y dijo que la subastaría para reunir más fondos para los damnificados italianos. No se revelaron detalles sobre el precio inicial de la prenda.

P.D. En el septiembre de 1947 y con motivo del centenario de la invasión norteamericana, en la Capital del País, el presidente estadounidense Harry S. Truman nos visitó y aparece en las páginas de la historia que expresó que “Un siglo de rencores se borra con un minuto de silencio”. Truman depositó una ofrenda floral en el Monumento a los Niños Héroes, misma que fue retirada por cadetes del H. Colegio Militar, la destruyeron y quemaron, arrojando los restos frente a las oficinas de la Embajada de Estados Unidos, en el entonces Distrito Federal.

jherrerav@live.com.mx

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0