Advierten antorchistas marcha vs gobierno de Hidalgo

Advierten antorchistas marcha vs gobierno de Hidalgo

 En la entidad existe una población aproximada de casi 3 millones de hidalguenses, de los cuales, más de la mitad, es decir, al menos 1.5 millones de habitantes viven en condiciones de pobreza


El próximo 22 de junio, el Movimiento Antorchista Hidalguense marchará por primera vez en el 2017 al palacio de gobierno para elevar nuestra voz en protesta por los incumplimientos del ejecutivo estatal de Hidalgo en relación con la ejecución de diversas obras de infraestructura educativa, de salud, deportiva, de servicios básicos y vivienda; es decir, obras y apoyos con los que se procuraría el progreso y desarrollo de las comunidades y colonias populares de la entidad.

En ese sentido, están preocupados por la indolencia del Ejecutivo Estatal y diferentes dependencias a su cargo, en el tratamiento de las demandas encabezadas por nuestra organización y que representan las necesidades de miles de familias del estado. A nueve meses desde el cambio del Ejecutivo Estatal, ni una sola obra se ha atendido, ni las que estaban en proceso de ejecución durante la administración anterior.

En la entidad existe una población aproximada de casi 3 millones de hidalguenses, de los cuales, más de la mitad, es decir, al menos 1.5 millones de habitantes viven en condiciones de pobreza, y la labor del Movimiento Antorchista es contribuir, a través de la gestión y de la organización del pueblo pobre, a sacarlos de ese nivel de marginación y de pobreza, y con ello coadyuvar al desarrollo de una sociedad más justa y a la paz social.

La actual administración recibió un presupuesto mayor en este 2017 que lo percibido por la anterior en cualquiera de los años de gobierno, el presupuesto actual es cercano a los 40 mil millones de pesos; “cifra récord en la historia de la entidad, a pesar de los recortes anunciados a los presupuestos de egresos”, declaraciones emitidas por la propia secretaria de finanzas de la entidad. Sin embargo, la falta de recursos es la respuesta evasiva con la que los funcionarios justifican su constante indolencia. Hasta ahora, ni las buenas razones ni las nobles causas que motivan a Antorcha, ni la justificación, por demás obvia, de cada una de las demandas de colonos, campesinos, estudiantes profesores y amas de casa han podido sensibilizar a los funcionarios de la nueva administración; nadie ve ni escucha la demanda social mucho menos atiende a los peticionarios. Ninguna autoridad se ha dignado atender a los antorchistas, pero, sobre todo, a resolver su problemática.

Los compromisos adquiridos por el gobierno estatal contemplan obras y servicios para decenas de colonias y comunidades, pertenecientes a diferentes municipios de la entidad: demandamos acciones para el mejoramiento a la vivienda, despensas, la conclusión de albergues estudiantiles y la construcción de escuelas, la segunda etapa del camino Acuautla-San Ambrosio y del Hospital Regional de Nopala, la introducción y ampliación de redes de agua potable y de electrificación, pavimentación y apertura de caminos.

La actitud asumida por varios funcionarios estatales nos dan a entender que el desarrollo y progreso de los hidalguenses es lo que menos les interesa, pues aunque en el discurso han manifestado su preocupación por las familias más pobres del estado, en la realidad, se niegan a atender los planteamientos de los colonos, campesinos, obreros, amas de casa y estudiantes.

Quienes encabezan las Secretarías y diversas dependencias estatales deberían ser más sensibles a las demandas de los que menos tienen, privilegiando siempre a este sufriente sector que padece día a día la pobreza y la desigualdad social. El gobierno está obligado, por ley, a atender a todos los ciudadanos y está obligado, también por ley, a dar vivienda, salud y educación, y las condiciones mínimas para que la población pueda vivir decorosamente, por lo tanto, lo que solicitamos los antorchistas es solamente cumplimiento a nuestra Carta Magna, que garantiza en su letra una vida digna a todo mexicano, independientemente de su religión o afinidad política.

Todas las obras y acciones referidas están comprometidas, la mayoría desde hace años, y reiterado el compromiso de realizarse por la actual administración, así que los antorchistas hidalguenses nos interesa la solución de cada uno de los asuntos planteados en las instancias correspondientes en tiempo y forma; que se atiendan a los miles de pobres que aún no cuentan con las vías para acceder al progreso y al desarrollo; y en ese sentido haremos todo lo que esté en nuestras manos para que se resuelvan, levantaremos la voz y haremos uso de nuestro derecho de manifestación, por lo que una comisión de más de 10 mil antorchistas acudirá en marcha al Palacio de Gobierno y buscará entrevistarse con el señor gobernador, pues ninguna de sus dependencias se digna a atendernos. Además, a las negativas recurrentes, que en buen mexicano podemos llamar represión administrativa, se suma una serie de advertencias y amenazas de muerte hacia los principales dirigentes de la entidad, situación que, obviamente, señor Gobernador, tiene en alerta al antorchismo nacional.

Por lo anterior y haciendo uso de nuestro derecho de petición, solicitamos, atentamente, su intervención seño gobernador, licenciado Omar Fayad Meneses, para la pronta solución de las demandas de los hidalguenses. Por lo demás, agradecemos las muestras de apoyo y solidaridad del pueblo hidalguense y de algunas organizaciones sociales que han manifestado su respaldo al trabajo y gestión del Movimiento Antorchista Hidalguense.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0