Maestros, en crisis por evaluación

Maestros, en crisis por evaluación

La reforma educativa implicó cambios drásticos para los profesores a nivel nacional, se impuso el ingreso al servicio docente a través de un concurso de oposición y también la creación del Sistema Nacional de Evaluación Educativa

Por: Guadalupe Estrada

Marisol Ríos, a sus 51 años, ha decido dejar una de sus más más grandes pasiones: la enseñanza. Desde principios de este año pasó a formar parte de las filas de maestros jubilados, la que ha aumentado considerablemente. Sin embargo, aunque ya no ejerce la profesión, no deja de preocuparse por el futuro del sistema educativo mexicano pues ve un panorama oscuro si las cosas siguen como hasta el momento.

Con 31 años de experiencia y vivencias en las comunidades más pobres de Hidalgo y Estado de México, Marisol ve con malos ojos la desconfianza que ha crecido hacia los maestros y maestras, una desconfianza de padres de familia y de la sociedad en general, que para ella no es casual, pues “ha habido una campaña para desprestigiarnos, para poder culparnos de todas las fallas del sistema educativo”.

“Cuando llegas a un pueblo, a una comunidad, donde tienes que caminar una hora entre víboras para llegar a la escuela, te das cuenta de que sí te gusta la profesión, pero te llenas de impotencia porque escuchas discursos bonitos y nada que ver con lo que vives como maestro, hay muchas carencias, y aun así tratas de hacer el mejor trabajo, de ayudar a los niños que viven en medio de muchas problemáticas, parte de la pobreza y desigualdad”, explica.

Marisol, además de haber estudiado en la escuela normal, estudió una licenciatura en Inglés y la Maestría en Educación; a lo largo de sus 31 años de servicio acudió a diversos congresos a nivel nacional e internacional, donde conoció diferentes modelos educativos que “más allá de generar individuos para el trabajo generan ciudadanos pensantes que no son ajenos a su comunidad”. Por ello, desaprueba la reforma educativa y, sobre todo, la evaluación de desempeño docente, la cual, dice, carece de rigor para evaluar a profesores en tan diversas condiciones sociales, económicas y psicológicas.

Lee más en la edición impresa de mayo de Revista Énfasis.
Fotos: Agencia La Jauría

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0