La Tijuana Negra: entre la solidaridad y el racismo

La Tijuana Negra: entre la solidaridad y el racismo

La ciudad al norte del país es refugio de migrantes de al menos 35 países

Por: The Exodo/Luis Carlos Rodríguez González

Tijuana es la frontera más transitada del mundo. Ha sido y es la puerta para que millones de migrantes mexicanos, lo mismo oriundos de Michoacán, que de Sinaloa, Zacatecas, Chiapas, Veracruz, Ciudad de México o de cualquier otra entidad del país, intenten o crucen a Estados Unidos. Muchos lo lograron, otros se quedaron en la legendaria y casi siempre hospitalaria “Tía Juana”.

Esta ciudad, donde dicen inicia la patria allá por Playas de Tijuana, también ha sido históricamente refugio o trampolín para la inmigrantes extranjeros, sobre todo de origen chino o coreanos que buscan huir de sus naciones en busca del llamado “sueño americano”, aunque muchas veces se quedan del lado mexicano, lo mismo en territorio tijuanense que en otras ciudades como Mexicali.

Por su importancia estratégica para muchas empresas, por su vecindad con San Diego, California, así como la presencia de bandas de traficantes binacionales como la llamada “Gringo Coyote Company”, Tijuana es refugio de migrantes de al menos 35 países destacó el investigador del Colegio de la Frontera Norte, Tito Alegría, quien considera a esta ciudad como “un oasis para los extranjeros”.

Destacaban, hasta hace unos años en esas 35 nacionalidades, obviamente los estadunidenses, chinos, salvadoreños, coreanos, argentinos, colombianos, guatemaltecos, hondureños, chilenos y nicaragüenses.

Sin embargo, en los últimos meses la situación geopolítica, social y económica de muchas naciones cambió y con ello los flujos de migrantes hacia la frontera bajacaliforniana. El éxodo de haitianos y africanos empezó a ser noticia hace medio año y ahora empieza a atraer los reflectores de las autoridades mexicanas que ya han sido rebasadas, por lo que organizaciones religiosas, de la sociedad civil y muchos sectores de tijuanenses han sido solidarios con este nuevo éxodo. El embajador de Haití en México, Guy Lamothe dijo www.theexodo.com que los haitianos que han llegado a territorio mexicano son alrededor de 3 mil 500 y muchos de ellos no vienen directamente de la isla, sino de naciones como Brasil, que después del terremoto de enero del 2010 dieron asilo y trabajo y miles de isleños para trabajar como albañiles en las obras para el Mundial de Futbol y las Olimpiadas.

Sin embargo, la crisis política y económica en Brasil dejó a miles de haitianos sin trabajo. Otra parte del éxodo caribeño a México viene directamente de la isla y tiene su origen en la pobreza y desempleo que dejó el terremoto, con más de 300 mil muertos y una nación devastada. Se suma ahora el huracán Matthew que dejó más de 800 muertos y 175 mil desplazados.

 

La Lonchería de Dulce: de las quesadillas y el bistec ranchero la comida caribeña

Como parte de esta oleada de haitianos y africanos a la frontera más transitada del mundo, los albergues para migrantes han cambiado o ampliado al perfil de sus huéspedes. Ya no sólo son centroamericanos o mexicanos que fueron deportados o esperan una oportunidad para cruzar a Estados Unidos. Hoy Tijuana es más multicultural, más caribeña, más africana que nunca.

Incluso la comida empezó a cambiar, por lo menos eso intenta Doña Fausta Rosalía, en su “Lonchería Dulce”, en la calle de Ocampo, donde dio trabajo a cinco mujeres haitianas y con ello se cambió el menú que incluía quesadillas, pozole, bistec ranchero y burritos a un menú caribeño donde no pueden faltar el arroz con alubias y hongos, plátano frito, carne de cerdo frita, dulces de coco, entre otras delicias de la también llamada cocina “creole” o “criolla”, que combina la herencia de los indígenas, los africanos y los colonizadores franceses y españoles.

En un reportaje del portal “Fusión” Doña Rosalía comenta la transformación del menú: “¿Qué le parece si hacemos comida de nosotros y la vendemos? Yo trabajo con usted”, le dijo una de las mujeres haitianas. Ello fue un éxito por el gran número de migrantes de esa nación que acuden a comer ahí, pero incluso de mexicanos que empiezan a probar estos alimentos.

“Ahora vienen mexicanos, también americanos. El otro día vino una señora y me pidió comida para llevar al otro lado”, agrega Doña Rosalía.

 

Los “Donald Trump” tijuaneses

A la par de la solidaridad de los albergues, organizaciones, gobierno municipal y en general de los tijuanenses, una tendencia peligrosa empieza acechar las redes sociales al tratar de achacar todos los males de Tijuana como el desempleo, la violencia o la suciedad de las calles, a este éxodo haitiano y africano. Son la versión tijuanense de los Donald Trump, de los Minuteman, de los Joe Arpaio.

El Facebook un grupo denominado Frente Nacionalista de México, inició hace unos días en Tijuana y en todo el país, una campaña racista y discriminatoria en contra de los haitianos y africanos al argumentar que esa ciudad fronteriza no tiene que ser “el tapón para evitar que personas ajenas a nuestro país y a nuestros intereses, crucen hacia Estados Unidos”.

¿Por qué debemos los mexicanos pagar los platos rotos por los errores de otros? No es cuestión de racismo sino de economía. Debe haber un esfuerzo entre varios gobiernos estatales, instituciones educativas y empresarios si se pretende recibir afrodescendientes. Ellos tienen la puerta abierta, pero no podemos recibir a los 40 mil que se esperan. México es un país pobre”, señala dicha organización quien incluso advierte sobre la posible captación del crimen organizado de estos migrantes.

El hecho de que haitianos estén durmiendo en las calles, en espera de que Estados Unidos les otorgue asilo, ya empezó a generar malestar entre comerciantes y algunos ciudadanos.

Sergio Tamai, quien coordina el campamento de haitianos en la zona norte de Tijuana, advierte: se han empezado a generar roces e incluso los comerciantes alegan que dan mala imagen a sus locales. Mientras que migrantes han señalado que han sido objeto de consignas como “Vete negro” por parte de algunos tijuanenses.

www.theexodo.com

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0