Instituciones y Tajamar

En la responsabilidad de Fonatur, SEMARNAT y la Profepa en el caso de Tajamar, en esta ocasión podrá decirse que son los funcionarios, y no las instituciones

En la responsabilidad de Fonatur, SEMARNAT y la Profepa en el caso de Tajamar, en esta ocasión podrá decirse que son los funcionarios, y no las instituciones, los culpables de la destrucción del medio ambiente y de su colusión con ambiciosos empresarios inmobiliarios para construir en áreas protegidas, lo que deberá determinar el Poder Judicial puntualmente si es que todavía hay la esperanza de contar con alguien confiable en este país.

Porque de la destrucción del malecón de Tajamar, en Cancún, hay tres sexenios gubernamentales, de panistas y priistas, como para demostrar que tan malo es el pinto como el colorado y que ningún partido de color o ideología que se presenten, representa honestidad en el manejo de la función pública y la corrupción lo mismo corree al PRI, al PAN, al PRD y por supuesto PVEM, que ha hecho de su bandera, un próspero negocio con las reservas naturales del país.

Si alguien está dispuesto a desmentir las acusaciones de corrupción en el caso de Tajamar, sería suficiente solamente exhibir los permisos dados en sexenios panistas y continuados con los priistas para determinar el tamaño de su complicidad; por fortuna, organizaciones civiles y ciudadanos en general han sido en defensa de esta reserva natural y han emprendido el juicio necesario para sancionar a los responsables. 

Del veredicto se establecerán penalidades que abarcarán una amplia gama de funcionarios que exhibirán a sus respectivos partidos como indignos de confianza y que, la política y el servicio público, ha sido tergiversado para hacer solo prósperos negocios con el pretexto de proteger la ecología y el medio ambiente y el fomento al turismo; todo esto es lo que exhibe Tajamar hasta sus últimas consecuencias.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0