Ingresa Banca Mexicana al Registro Único de Vivienda

Ingresa Banca Mexicana al Registro Único de Vivienda

Buscan hacer más eficientes los créditos hipotecarios

Permitirá que más familias obtengan más créditos para vivienda y más baratos

El sector de la vivienda crece de manera acelerada, en un contexto donde se cuidará su estabilidad y salud financiera para evitar que se repitan los errores del pasado, aseguró el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso.

En el marco de la firma del Convenio de Registro Único de Vivienda (RUV) con la Asociación de Bancos de México (ABM), expresó que el gobierno federal seguirá cuidando que, con consistencia en la política pública y disciplina, este sector contribuya al crecimiento económico.

Asimismo, que lo haga de manera estable, sostenible y cumpla con lo más importante que es dotar de una casa a las familias de trabajadores mexicanos, sostuvo el funcionario acompañado por la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga.

Respecto al crecimiento del sector, indicó que mientras la Inversión Fija Bruta (IFB) creció 0.8 por ciento en el primer trimestre del año, uno de sus componentes, la inversión residencial, avanzó 4.8 por ciento, es decir, el monto destinado a la construcción de vivienda creció seis veces más que la inversión en el resto de la economía.

Además, el crédito que otorga la banca comercial a la vivienda nueva creció 15.2 por ciento anual con cifras a marzo de este año.

“Nunca habíamos tenido en el país esta oferta de crédito en estas condiciones de plazo, de tasa y de accesibilidad para las familias de los trabajadores.

“Sin duda, el sector de la vivienda va por la dirección correcta y tenemos claros los retos hacia adelante”, argumentó Videgaray Caso ante representante de la industria, al señalar que uno de estos retos es la consistencia en la política pública en materia de vivienda.

Recordó que al inicio de su administración, el presidente Enrique Peña Nieto se comprometió con esta industria a darle estabilidad a la Política Nacional de Vivienda, pues solo en 2012 hubo más de 30 cambios a las reglas de operación de los programas para el sector.

El secretario de Hacienda aseveró que también se habrá de cuidar la estabilidad y salud financiera del sector, y las autoridades deberán estar particularmente cautas y vigilantes a la calidad de los activos que respaldan los créditos inmobiliarios.

“No vamos a repetir los errores del pasado, en particular el que la cartera hipotecaria de las instituciones públicas como el Infonavit y el Fovissste o de los bancos estén respaldadas por viviendas que no representan el valor que se reflejan en los balances”, advirtió.

Recordó que al inicio de la administración el sector de la vivienda atravesaba una situación compleja: una contracción en el número de viviendas construidas en 2013 y algunas de las principales empresas desarrolladores estaban en una situación de quiebra.

“Hoy, gracias a la nueva Política de Vivienda tenemos un sector que está creciendo y creciendo de una manera acelerada”, sostuvo el encargado de las finanzas públicas del país.

Por otra parte, explicó que con la firma del convenio para incorporar a la banca privada al RUV, se tendrá en una sola base de datos prácticamente 99.9 por ciento de las operaciones de vivienda nueva en el sector formal, pues hasta ahora solo tenía registradas al 20 por ciento.

Este convenio también permitirá que más familias obtengan más créditos para vivienda y más baratos, a través de la transparencia y competencia que se logrará compartiendo la información del RUV entre todos los participantes de la industria.

El secretario de Hacienda añadió que la política de vivienda de esta administración tiene un profundo sentido social, ya que su propósito es que las familias de los trabajadores mexicanos tengan una vivienda más digna, más económica y mejor ubicada.

La titular de la Sedatu, Rosario Robles, señaló a su vez que el RUV se vuelve muy poderoso al contar no solo con el registro de la vivienda que se origina en los organismos nacionales de vivienda, sino ahora la del sector privado.

Resaltó que el sector vivienda lleva tres años de crecimiento, luego de que estuvo en crisis y tenía retos enormes, pero con la llegada de esta administración se planteó una nueva política para rescatarlo por su aporte a la economía y la generación de empleos, y porque la vivienda es un derecho social.

Hoy, dijo, es un sector potente, poderoso, pujante, que aporta alrededor de 14 por ciento del PIB, generara empleos y es la expresión de la reforma financiera que está “vivita y coleando” y ha permitido que aumente el crédito hipotecario de la banca en condiciones accesibles y favorables.

La funcionaria federal señaló que estas condiciones hablan de la capacidad adquisitiva de las familias, del incremento del consumo interno y una condición económica en la cual muchos mexicanos han accedido al crédito para vivienda que ofrecen los bancos.

A su vez, el director general del Infonavit, David Penchyna, explicó que el RUV es una plataforma tecnológica que almacena toda la información de las viviendas a nivel nacional, con el fin de agilizar y transparentar los procesos constructivos y de calidad de las viviendas y proveer de información para la toma de decisiones.

El RUV se conformó en 2004 para integrar en un solo sitio la información de las empresas constructoras y las características de su oferta y servicios, e inició operaciones en 2006, pero hasta ahora faltaba la participación de la banca, para registrar la vivienda que esta financia.

Al integrar los datos relacionados a la vivienda, el RUV permite que los sectores tanto público como privado puedan acceder a información útil para la toma de decisiones, que les permitan el desarrollo de políticas públicas más acertadas y una mejor planeación urbana, e incrementar y mejorar la eficiencia del mercado de la vivienda.

Con la firma de este convenio, 16 bancos que representan 97 por ciento del otorgamiento de crédito puente hipotecario se suman a esta plataforma.

El objeto del convenio es impulsar el financiamiento de la construcción de vivienda nueva a través de la actualización del RUV, partiendo de la información que los desarrolladores y promotores de vivienda registran en la plataforma.

Los 16 bancos adheridos a este convenio ya pueden empezar a registrar sus respectivas ofertas, con lo que gana más certeza y disminuye su riesgo operativo, pues logra mayor información para apoyar la toma de decisiones.

Se estima que hacia el cuarto trimestre de este año se iniciará el registro de ciento por ciento de la oferta de vivienda, lo que representa un incremento de 20 por ciento de nuevos registros en la RUV.

El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Robles Miaja, destacó que con el convenio, la información de los financiamientos otorgados por el sistema bancario se incorporará al RUV, con lo cual la base de datos de la plataforma comprenderá casi toda la información sobre la vivienda financiada en el país.

Informó que el crédito a la vivienda otorgada por la banca comercial ha crecido a doble dígito en cada uno sus rubros en los últimos tres años, y ahora representa 34 por ciento del PIB, y con ese ritmo de avance, anticipó que se cumplirá la meta de llegar a 40 por ciento en 2018.

Según dijo, la banca otorga ahora financiamientos hipotecarios con las tasas más bajas de la historia de México, los plazos más largos y las condiciones más favorables para las familias, lo cual se debe a la competencia generada por la reforma financiera y a la estabilidad económica del país.

(Notimex)

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0