Hereditarios los trastornos por déficit de atención

Hereditarios los trastornos por déficit de atención

El padecimiento no tiene cura, únicamente se controla

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un problema de neurodesarrollo que puede heredarse en el 75 % de los casos.

Dichas alteraciones que afectan el desempeño del cerebro y la conexión que existe entre las neuronas y las tareas de la vida cotidiana, tiene que ver con factores genéticos.

De acuerdo con Juan Carlos Pérez Castro Vázquez, director general de Proyectodah, institución que brinda capacitación a maestros y padres de familia sobre este trastorno, dio a conocer que el TDAH afecta el desempeño académico de los niños.

Los rangos para la detección oscilan entre los 6 y 12 años, los cuales se presentan con mayor frecuencia en niños, ya que 3 de cada 5 padecen déficit de atención. Este trastorno también puede surgir por un cambio significativo en la vida de un menor, por ejemplo, el divorcio de sus padres.

El tratamiento más recomendable se denomina: “multimodal”, es decir, el involucramiento de los papás, un psicólogo, un médico e incluso de los profesores; sin embargo, el TDAH no se cura, únicamente es controlado.

El 70% de los niños que no reciben un tratamiento pueden desencadenar adicciones durante la etapa adulta como: depresión, ansiedad, alcoholismo y drogadicción.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0