El fruto prohibido de Adán en el Paraíso es toda una actividad empresarial en Esperanza, Puebla

El Agroparque Esperanza genera alrededor de 200 empleos anuales y reactiva la economía de la región poblana

Anualmente el mexicano consume 15 kilos de manzana, pero el 60% es de importación, reconoce Francisco Álvarez Lazo, director general de la empresa productora de sidra

 

Nuestra solidaridad para los familiares de la periodista veracruzana, Anabel Flores Salazar. 

Esperanza, Puebla.- La manzana, fruto prohibido que fue la perdición de Adán en el Paraíso, es actualmente es uno de los atractivos turísticos de la zona, gracias al desarrollo del Agroparque Esperanza que anualmente genera 200 empleos directos al año. 

Anualmente se cosechan  más de 2 millones de manzanas, las cuales se destinan a la elaboración de sidras, licores y bebidas destiladas, como el Trasgú, que cada vez tiene más aceptación de la gente.

Sobre una plantación de 54 hectáreas y la presencia vigilante de El Pico de Orizaba, Francisco Alvarez Lazo, director general del Agroparque Esperanza, dice que el consumo de la sidra es cada vez mayor en los festejos del mexicano. 

Destaca que actualmente los mexicanos consumen 15 kilos de manzana por persona al año. Aunque lamentablemente México no es autosuficiente, pues el 60% proviene del extranjero.

“El reto es producir más en México y Puebla tiene las mejores características climáticas para hacerlo”.

Cuentan los lugareños que la historia de la manzana en Puebla data de la llegada de los monjes franciscanos que trajeron en el siglo XVI a esta region las primeras semillas de manzana. De ahí nace la elaboración artesanal de la sidra en pequeñas barricas de madera. 

Poco a poco, la sidra se ha convertido en una bebida indispensable en los festejos de los mexicanos. Para el brindis de las bodas, las fiestas de XV años en las tradicionales cenas de navidad.

Recientemente, ha surgido una bebida que ha causado furor en los poblanos y en algunas ciudades del país, se trata del trasgú, es espirituosa y se  destila del jugo de manzana.

Marcos García, del área de Recursos Humanos, nos explica que el trasgú proviene del alcohol del jugo de manzana destilado, el cual se deja añejar en barricas de roble blanco y puede permanecer hasta por 6 años en reposo.

Aquí la manzana es la materia prima, su floración tiene lugar a finales del invierno y principios de la primavera, cada árbol tarda entre 4 y 5 años en dar fruto por primera vez. 

Las manzanas no tienen grasas, sodio, ni colesterol gracias a su origen vegetal, por algo los griegos y los romanos la consideraban como su fruto preferido.

Álvarez Lazo señala que al promover la cultura del consumo de la manzana también se buscar fomentar el agroturismo, porque es la única empresa preparada para recibir visitantes.

“Queremos fomentar el agroturismo, ustedes vieron que en este lugar se puede convivir con las plantas, con la destilación, ver como sacamos el jugo y la producción de la sidra, son etapas diferentes y también podemos tener visitas”

Francisco Álvarez Lazo nos adelanta de los proyectos que vienen en camino: “tenemos el proyecto de iniciar otra fábrica de productos deshidratados y de conservas de frutas de la región, construir un centro comercial para que la gente conozca nuestros distintos productos y aprenda maridar los  platillos con la sidra”.

Informó que buscarán fomentar el turismo en los 4 íconos de la región: el volcán de El Pico de Orizaba, el Telecopio, el Parque Eólico y el Agroparque.

Por todo esto, quizás Adán y Eva debieron tomar en cuenta las bondades de este fruto antes de caer en la tentación.

 

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0