Equipo de futbol de afromexicanos derrotan racismo de paisanos en california

Equipo de futbol de afromexicanos derrotan racismo de paisanos en california

Migrantes y atletas de la África Mexicana, que no reciben apoyos para destacar en el deporte.

Son la población olvidada de programas sociales, que apenas empiezan a ser reconocidos como un pueblo después de 500 años

Por: The Exodo

Los Ángeles, California.- “Sufrimos discriminación. Cuando hicimos el equipo de futbol en Pasadena, no nos bajaban de ‘gente negra’, de ‘africanos’, de que no éramos mexicanos”, recuerda  Gilberto De los Santos, oriundo de la Costa Chica de Oaxaca, migrante y parte del 1.4 millones de connacionales que son discriminados en el país y por los propios mexicanos que viven en Estados Unidos.

“Había muchas veces que nos molestaba, que nos ofendía. Siempre hemos sido un equipo aguerrido y por eso nos hemos ganado un poco de respeto. No habrá uno que otro que nos quiera humillar, pero eso ya lo dejamos atrás. Ya nos conocen”, señala orgulloso el jugador de futbol quien forma parte del Equipo Costa Chica de la Liga Premier Estados Unidos que juega en Pasadena.

La fraternidad por ser afrodescendientes se dio porque al inicio de su participación en las ligas locales, los integrantes del Costa Chica fueron víctimas de insultos. Al inicio muchos se burlaban de ellos, especialmente los mismos compatriotas mexicanos.

“La mayoría de los mexicanos no creen que haya gente morena en México. En Guerrero, Oaxaca, vive prácticamente gente morena y orgullosamente negra”, señaló De los Santos, quien llegó a jugar con los Tigrillos de Ciudad Juárez.

Simeón Herrera, oaxaqueño y afromexicano, llegó al Sur de California en el año 2000 cuando tenía  16 años de edad, empezó a jugar en varios equipos locales. Combinó el deporte con trabajos como de lavaplatos.

“Vine buscando el ‘sueño americano’, pero también buscando mi sueño, que era ser futbolista profesional”, expresó el ahora entrenador del equipo local Costa Chica, de la Liga Premier.

Al igual que los cientos de personas de esta región entre Oaxaca y Guerrero, Herrera comenzó a acostumbrarse a la vida en Estados Unidos, destaca un reportaje del diario “Hoy de Los Ángeles”.

Jugó en la Liga California, pero al poco tiempo comenzó a ver en las canchas a más afromexicanos como él. La pobreza y el abandono oficial de la tercera raíz en México, provocó un éxodo de paisanos de la Costa de Guerrero y Oaxaca. Entonces se reunió con otros oaxaqueños e inició un equipo en 2004 en la Liga de Pasadena con jugadores de la región de Costa Chica.

“Andábamos diferentes jugadores de donde somos. La mayoría estaba en diferentes equipos”, recordó Herrera, de 32 años, originario de José María Morelos.

A él se agregaron jugadores como Domingo Salinas Hernández, quien comenzó a viajar desde La Puente hasta Pasadena para jugar con este equipo.

“Con ellos me siento como en familia. “Somos raza negra a mucha honra”, dijo Salinas Hernández, dijo Salinas Hernández, de San José Estancia Grande.

Al poco tiempo ganaron el campeonato en la División Mayor y ese mismo año conquistaron la Super Mayor, la máxima categoría en esa liga. Luego ingresaron a una liga centroamericana en South Pasadena, donde también ganaron la corona.

Hoy, Herrera ya se ha retirado de las canchas locales y es entrenador. Lleva frecuentemente a los partidos a sus hijos Emmanuel y Cristian para que vean a su papá dirigir.

“Nuestros hijos van creciendo y queremos que sigan nuestras raíces presentes”, expresó Herrera, que también trabajó lavando autos y hoy labora en la construcción de piscinas.

En el equipo hay jugadores de José María Morelos, Santo Domingo, Cerro Blanco y muchos otros pueblos aledaños de la costa oaxaqueña.

“Al iniciar el equipo, orgullosamente eligieron el color amarillo y verde en sus uniformes. Son los colores con los que se identifican, ya que el área de Costa Chica es conocida por la cosecha de limón y papaya.

Sus partidos son conocidos porque son muy apasionados. Recriminan permanentemente jugadas, tanto a sus rivales como a sus propios compañeros. “Somos alegres; nos enojamos entre nosotros pero al rato ya estamos contentos. La raza afromexicana en sí mismo es muy sumisa, amable; como los trates, ellos te tratan”, dijo Herrera.

Herrera, además de entrenador, también fue parte de una asociación de afromexicanos en el Sur de California. Poco a poco, se ha dado a la tarea de educar a la gente sobre los afromexicanos y también de dar a conocer que en esa región de México existe mucho talento futbolístico pero no hay visores en esa área.

“Si se fijaran más ahí, saldrían muchos atletas buenísimos”, dijo Salinas Hernández.

“La gente negra es gente dura, es gente bastante fuerte y yo creo que eso le falta a México”, concluyó De los Santos.

Son parte de los mexicanos de raza negra han vivido en la región de Costa de Guerrero y Oaxaca,  desde que sus ancestros fueron traídos como esclavos desde África a la entonces Nueva España en el siglo XVI.

Asimismo migrantes y atletas de la África Mexicana, que no reciben apoyos para destacar en el deporte. Son la población olvidada de programas sociales, que apenas empiezan a ser reconocidos como un pueblo después de 500 años y que fueron borrados de la historia oficial en el México plagada de racismo y discriminación.

www.theexodo.com

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0