El otro dato: ¿Quién a cargo?

El otro dato: ¿Quién a cargo?

Entre el secretario de Gobernación y Peña Nieto ha surgido un distanciamiento

Por: Juan Chávez

Aunque el  presidente Peña Nieto, según parece, no  saldrá del país en estas vacaciones de verano que se tomó desde este martes hasta el domingo, ¿quién quedó a  cargo?

Debe darse por descontado que tal rol corresponde al encargado de la política interior, Miguel Ángel  Osorio Chong.

Pero sabido es también que entre el secretario de Gobernación y Peña Nieto ha surgido un distanciamiento desde el día en que Osorio Chong intentó colocar el total del problema que representa la CNTE en la cancha de Aurelio Nuño.

No pegó, para infortunio de Osorio, esa jugada y el titular de la SEP devolvió el balón a la cancha de Bucareli, donde se llevan nueve mesas de negociación  sin encontrar  la solución a los centistas opositores a la reforma educativa, que siguen bloqueando carreteras en Guerrero, Chiapas, Michoacán y Oaxaca,  y paralizando los aeropuertos de esas  entidades.

En los tiempos de Adolfo López Mateos era frecuente escucharle, cuando se ausentaba del país en giras de trabajo en el exterior, escucharle cuando se despedía de su secretario de Gobernación:

–¡Ahí te encargo el “changarro” Gustavito (Díaz Ordaz)!

Hoy es distinto. El hombre fuerte de Peña Nieto sigue siendo el secretario de Hacienda, Luis Videgaray a quien, inclusive, se le ha impuesto el mote de “vicepresidente”.

Al establo de Videgaray  pertenecen  José Antonio Meade de Desarrollo Social; el propio Aurelio Nuño de Educación Pública; Enrique de la Madrid de Turismo; José Antonio González Anaya de Petróleos Mexicanos y Mikel Arriola del Seguro Social.

Por si fuera poco, Videgaray impulsó a Enrique Ochoa a la dirigencia nacional del PRI, tras la renuncia de Manlio Fabio Beltrones.

No hay porqué dudar, entonces, que Videgaray haya quedado “encargado del despacho”… aunque no debe descartarse que en cualquier emergencia, que no es deseable que se presente, el mismo Peña Nieto aparezca en Los Pinos.

Por lo pronto, ya en lo que trasciende como ingobernabilidad por las protestas de los maestros disidentes, los empresarios afectados por los bloqueos y actos violentos de la CNTE ya acordaron  no pagar impuestos hasta que la CNTE ceda en sus acciones que afectan a las actividades económicas del país.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0