CDMX no puede ser rehén de los problemas de la federación

CDMX no puede ser rehén de los problemas de la federación

Siete de cada 10 marchas competen a la federación no a la capital, señala presidente de la Coparmex

De marzo 2014 a febrero de 2015 se realizaron 9,168 movimientos sociales

La Ciudad de México no puede ser rehén de los conflictos de la Federación, aseguró Jesús Padilla Zenteno, presidente de COPARMEX-CDMX, al subrayar que 7 de cada 10 movilizaciones, bloqueos o manifestaciones que se realizan en la capital tienen que ver con el ámbito federal y los conflictos en otras entidades del país; sin embargo, repercuten en forma directa sobre la productividad y competitividad de los capitalinos.

El presidente de COPARMEX-CDMX recordó que según cifras de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, de marzo 2014 a febrero de 2015 se realizaron 9,168 movimientos sociales, es decir un promedio de 25 marchas diarias, con un impacto económico aproximado de 90 millones de pesos semanales, por lo que advirtió, la competitividad y productividad de la capital se ve seriamente amenazada.

El empresario destacó que son las pequeñas y medianas empresas las que enfrentan los daños de mayor envergadura pues su economía tiene que hacer frente a la reducción de ventas, las pérdidas por entregas no realizadas y las afectaciones a los inmuebles.

El dirigente del organismo empresarial aseguró que a pesar de que la Ciudad de México es la mayor generadora del PIB a nivel nacional, con una aportación de 16.5 por ciento, casi el doble de la del Estado de México con 9.3 por ciento, la capital ve afectada su competitividad a causa de las constantes movilizaciones en el principal corredor comercial y financiero de la Ciudad.

El líder empresarial consideró que aún con la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avalando como constitucional la Ley de Movilidad de la CDMX, no habrá cambios reales en la forma en que se realizan las manifestaciones, puesto que la medida del aviso con 48 horas previas no es obligatoria y el no uso de vialidades primarias sólo excluye a Periférico y Viaducto, avenidas que generalmente no son empleadas por los manifestantes.

Además dijo que ni la Ley de Movilidad, ni la decisión de la Suprema Corte, aportan medidas suficientes para frenar los daños económicos que generan las numerosas movilizaciones que se desarrollan en la Ciudad.

El empresario convocó al Gobierno federal a contemplar alguna estrategia conjunta con los gobiernos de los estados para que los problemas se resuelvan en sus propios espacios y no sea la Ciudad de México la receptora de todas las quejas del país.

Finalmente, el titular de COPARMEX-CDMX hizo un llamado a las autoridades a respetar el estado de Derecho y no otorgar privilegios por encima de la ley a ningún grupo político o social, pues ello da pauta a que se rompa la convivencia armónica y pacífica.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0