Campea la recesión en medio de la crisis petrolera y de tipo de cambio

Mancera * AMLO * Israel Moreno * Remesas y divisas por turismo: salvavidas económico

CUANDO MÁS de medio centenar de naciones luchan por salir de la crisis global más prolongada de que se tenga memoria, con inyecciones de capital cuantiosas para salvar a bancos, empresas automotrices e inmobiliarias, entre otras, sobrevino  la caída en los precios del petróleo y como consecuencia el quebranto de más de una docena de monedas frente al dólar, incluido el peso mexicano. 

No sirve de consuelo que nuestra moneda sea de las menos castigadas por lo que los economistas llaman volatilidad en el tipo de cambio, pues no vivimos en Brasil, ni en Rusia, que padecen una aguda crisis cambiaria. 

Lo preocupante son las declaraciones de Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, que confirman lo que ya hemos dicho antes en este mismo espacio. Tendremos una crisis de precios del petróleo más larga de lo esperado, sin mucha esperanza de que la situación mejore, pues las naciones árabes han dicho que pueden soportar una baja que ubique al barril de crudo hasta en 10 dólares, lo que traerá un perjuicio mayor para petroleras de todos los tamaños, principalmente medianas compañías estadounidenses y europeas, pero igualmente graves para el caso de Pemex, que requiere una inyección de capital de por lo menos 70 mil millones de pesos, aunque sus pérdidas se calculan en más del doble, y los requerimientos de un rescate son extraordinarios e inmediatos. 

Otro aspecto poco digerible que dijo Carstens, pero con sobrada razón, es el contagio que se tendrá en el índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), léase inflación, que saquería el bolsillo de los mexicanos. Un tercer aspecto que da escalofrío es que el fantasma de la recesión ronda las puertas de naciones que habían superado tal escollo, al menos eso consta en el papel y en las declaraciones. Estados Unidos no será nuestra tablita de salvación, porque el horizonte económico que se observa es de parálisis en muchos sectores como el manufacturero y energético, y eso afectará nuestras exportaciones. 

Ojalá nos equivoquemos, pero es muy probable que no haya un crecimiento consistente de la economía del vecino país del norte y por consecuencia habrá que hacer nuevas correcciones a la baja en nuestra nación.

Ahí les dejo la conseja, la moraleja, la frase pues: ¡Nos llueve sobre mojado!

EL GOBIERNO CAPITALINO, que comanda Miguel Ángel Mancera Espinosa, está sometido a severos cuestionamientos por la población que le dio su espaldarazo en 2012, porque simplemente se observa el encaje por todos lados, ya que no se conformaron con los aumentos “normales” ajustados a la inflación de principios de año, sino que hay una persecución real contra el automovilista y conductor de cualquier automotor, provocada por el nuevo reglamento de tránsito, que no midió consecuencias, ni consideró a quienes sufrimos y padecemos el tránsito en esta ciudad. 

Se paga por tener auto, tener casa, tener agua, tener motocicleta, tener empleados y en la parte federal hubo incremento de impuestos en alimentos para mascotas y por consumidor golosinas y refrescos. 

Se desplazó personal de tránsito y vigilancia para operativos de alcoholímetro, para imponer multas con cámaras ambulantes, para detener a motociclistas en vías destinadas solo a aquellas que tengan un motor de más de 250 CC. 

Sin embargo, hay cientos de kilómetros confinados para bicicletas que siempre están vacíos y son prácticamente inútiles hasta en fines de semana cuando cierran vías y accesos principales para hacer sus paseos ciclistas. 

El gobierno de Mancera se adueñó de las calles y desplegó una gran cantidad de personal policiaco y parquímetros para obligar a todos a pagar por estacionarse en la vía pública, pero no hace nada para someter a los miles de ambulantes que también hicieron suyas las vialidades, los paraderos de las estaciones del Metro y los trenes del mismo sistema de transporte. 

Las aspiraciones de Mancera en materia política están agotadas, por los dislates en su administración, pero sobre todo por el fuego que ya no es amigo de Andrés Manuel López Obrador y militantes de su partido… EN LA DELEGACION Venustiano Carranza, la población tampoco aguanta a su capitán Israel Moreno, impuesto por su hermano Julio César Moreno, líder de la Cámara de Diputados en la última fase de la LXII Legislatura. 

Dicen lo que saben, e incluso trabajan dentro de esa demarcación, que no sabe absolutamente nada de operación política ni administrativa y que podría haber rebelión para exigir su renuncia ante la ausencia de ejercicio de poder público… QUIEN LO DIRIA, pero lo cierto es que si no fuera por las remesas que envían los trabajadores mexicanos a sus familias, desde Estados Unidos principalmente, y por las divisas que ingresan por turismo, tendríamos un grave boquete en la balanza de pagos del país.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0