Arde la violencia en Brasil por elecciones

Arde la violencia en Brasil por elecciones

15 candidatos han sido asesinados en los últimos diez meses

Unos 20 mil miembros de las Fuerzas Armadas serán desplegados en 266 municipios brasileños de Brasil para garantizar la seguridad en las elecciones municipales de este fin de semana, mientras violentos ataques contra candidatos a alcaldes y ediles siguen causando alarma.

El martes murió por disparos un candidato a concejal en Río de Janeiro, célebre por presidir una de las escuelas de samba más famosas de la ciudad (Portela), ayer un candidato a la alcaldía de Itumbiara, en el estado central de Goiás, fue asesinado a sangre fría mientras hacía campaña electoral.

José Gomes Rocha y uno de sus guardaespaldas murieron mientras participaban de una caravana electoral a plena luz del día junto al vicegobernador del estado, José Eliton, que también resultó herido.

Hoy un concejal en Mato Grosso –un estado rural al centroeste de Brasil- resultó gravemente herido por disparos mientras participaba en un mitin político en Cuiabá, la capital estatal, al parecer cuando le intentaron robar una pulsera de oro.

Uno de los estados más afectados por la violencia política ha sido Río de Janeiro, donde más de 15 candidatos –en su mayoría a concejales en municipios de la peligrosa periferia- han sido asesinados en los últimos diez meses.

La violencia de los crímenes perpetrados en los últimos diez meses hizo que el Supremo Tribunal Electoral de Brasil pidiera al gobierno federal que pospusiera la salida de las Fuerzas Armadas desplegadas en Río para los Juegos Olímpicos, con el objetivo de garantizar la seguridad en el primero y segundo turno de los comicios (2 y 30 de octubre, en forma respectiva).

Ello para evitar situaciones como las sucedidas en 2012 y 2014, cuando algunos candidatos fueron impedidos por los grupos criminales de hacer campaña en ciertas regiones o incluso se obligó a electores a votar por determinado candidato.

La prensa brasileña reveló ayer que las milicias –violentos grupos de expolicías y bomberos que imponen su ley a barrios enteros de la periferia a cambio de protección- exigieron el pago de hasta 120 mil reales (38 mil dólares) para poder hacer campaña en lo que consideran “sus territorios”.

En total serán 11 de los 27 estados que componen la federación brasileña los que reciban refuerzos de seguridad para las elecciones municipales de este domingo, donde más de 144 millones de electores están llamados a las urnas para elegir a sus alcaldes y vicealcaldes en más de cinco mil 500 municipios de todo el país.

En los municipios de más de 200 mil electores aún habrá una segunda ronda prevista para el 30 de octubre y donde se deciden las alcaldías de ciudades como Sao Paulo o Río de Janeiro.

Notimex

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0