Análisis a Fondo: Sería Pírrico el Triunfo de Alfredo

Análisis a Fondo: Sería Pírrico el Triunfo de Alfredo

La gubernatura gracias a una guerra muy sucia
MAYL, el gran apoyo del priísmo en Edomex

Por: Francisco Gómez Maza

El chismerío atizado por la gente de Yunes Linares en contra de Morena, sólo revela que en la política mexicana hay una total ausencia de comunicación política sustentada en los falsos testimonios, en las calumnias – y no me inclino por Morena, señor González – en donde todo el mundo tiene que probar su inocencia y la culpabilidad del otro.
Es una guerra sucia que debe de asumirse como tan aunque no está prohibida por ninguna legislación. El asunto en este afaire es que quien acusa tiene que probar que sus acusaciones son verdades y el acusado exigir pruebas al acusador. Pero el negocio del levantador de falsos testimonios, en este caso los acérrimos enemigos de López Obrador, los panistas de Veracruz (léase MAYL), es levantar los falsos y darlos por hechos, por verdades. Hay muchos ciudadanos que refuerzan, sin pruebas, las acusaciones.
Indudablemente que la recudadora, Eva Cadena, está haciendo hasta lo imposible por evitar el desafuero. Y ahora acusa a la ingeniera Rocío Nahle, coordinadora del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, de ser la que “le lleva los dineros” a AMLO. Detrás de todo este tinglado están las manos de MAYL, quien inclusive sacó ayer la versión de que Javier Duarte de Ochoa, el preso en Guatemala, por robarse casi todo el presupuesto veracruzano, apoyó con hasta lana al candidato de Morena a la gubernatura veracruzana.
La guerra sucia. Se vale. Es mejor pecar de excesos que de defecto, es mejor que no darle oportunidad al contrario de defenderse. Al fin de cuentas lo que brilla es la verdad y quién queda mal es el levanta falsos.
La gente verdadera no se va con la finta. Y ni suden ni se acongojen aquellos o aquellas que hacen corajes porque alguien acusa a su héroe, AMLO, de corrupto. Al final del día todo se aclara. Y esto se va a aclarar dentro de diez días.
Es muy posible que el próximo gobernador del estado de México sea Alfredo del Mazo, pero será producto del fraude electoral, como siempre llegan al poder los priístas. Aunque no se descarta que en esta ocasión se imponga la palabra verdadera y los electores le otorguen la mayoría de los sufragios a Delfina Gómez Álvarez, quien va en parejera con el priista y tiene posibilidades de dar un fuerte arranque para llegar primero a la meta.
Quedarían burlados los yunes linares, la Cadena al fin será desaforada y hasta puede ir a parar con sus huesos a la cárcel porque tiene qué explicar qué hizo con los millones recaudados a nombre de AMLO. Y terminará la jornada electoral del 4 de junio como si no hubiera pasado nada. Quizá queden demandas ante los órganos jurisdiccionales en contra del resultado de las elecciones de uno u otro bando, pero no pasará a mayores.
Los que odian a AMLO lo seguirán odiando. Sus detractores seguirán calumniándolo. Sus simpatizantes continuarán elevándolo a los altares y Alfredo del Mazo Maza, pírrico triunfador, tomará posesión de palacio de gobierno para seguir haciendo negocios con el erario mexiquense.
Los mexicanos deberán aceptar que siguen siendo burlados y que no tienen capacidad de respuesta. Que son el hazmerreír de los grupúsculos de poderosos que se han apoderado de las vidas y haciendas, peores que en los años dorados de la dictadura porfirista.

analisisafondo@gmail.com
analisisafondo@gmx.com
www.analisisafondo.com
@AFDiario
@analisisafondo
www.entresemana.mx

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0