AICM factor de empobrecimiento de la capital

AICM factor de empobrecimiento de la capital

El uso de suelo del aeropuerto está en 13 mil pesos el metro cuadrado, cuando en Polanco llega a 63 mil pesos; gobierno local será responsable del destino de los terrenos

El jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, sostuvo que jurídicamente el destino tanto de las 710 hectáreas del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) como su uso de suelo será determinado por la administración local.

Mientras no se desaloje el terreno ni las instalaciones el gobierno federal será el responsable, pero una vez que “se termine esa concesión, el ordenamiento jurídico establece que el uso de suelo y el plan de desarrollo urbanístico de la zona corresponde a la Ciudad de México”, aclaró.

El mandatario capitalino presidió la Primera Sesión Ordinaria 2016 de la Asamblea General del Consejo Económico y Social de la Ciudad de México, donde se presentaron los estudios sobre el destino que podría tener el AICM.

En el encuentro destacó que no puede haber dos aeropuertos, toda vez que “hay un estudio muy importante que echa por tierra a la convivencia conjunta”, por lo cual debe desaparecer el actual. 

“De ninguna manera podrían estar conviviendo los dos aeropuertos dado que las rutas aéreas y por supuesto las aproximaciones colocarían en grave riesgo no solo a la ciudad sino a toda la zona”, añadió.

Ante ello, consideró que se debe recuperar esa zona como un polo económico, pues resulta increíble que el aeropuerto sea un factor de empobrecimiento como revela dicho estudio.

Para ejemplificar, comentó que el uso de suelo del AICM está en 13 mil pesos el metro cuadrado, cuando en Polanco llega a 63 mil pesos, “lo que es una contradicción contra lo que debiera ser o debió haber sido el desarrollo o la generación de riqueza del propio aeropuerto”. 

En ese contexto, Mancera Espinosa recalcó que “algunas de las conclusiones llevan a lo que aquí se ha mencionado; es increíble que el aeropuerto sea un factor de empobrecimiento de la capital, debemos de buscar que ahora sea un factor de desarrollo y de bienestar social”. 

Aunque reconoció que no se puede tomar una decisión apresurada sobre su destino, ni acompañar el planteamiento de la federación “de que sea un apalancamiento nada más así porque sí”, sino que se debe pensar en proyectos modernos y de alcance.

(Con información de Notimex)

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0